ConVertic #TecnologíaParaVer

Talleres CoLab LEO

pensar, aprender y conversar haciendo

En la Casa de la Literatura San Germán nos hemos reunido cada quince días a escuchar, pensar y conversar juntos sobre cinco temas importantes en las prácticas de fomento de la lectura, la escritura y la oralidad en Medellín: mujeres, nuevas lecturas, ruralidad, acceso al libro y oralidad.

En esta primera parte del Colaboratorio del Pensamiento LEO, una nueva fase del Seminario Abierto del Observatorio, que contempló una serie de conversaciones de carácter formativo, exploramos más a fondo algunos de los estudios, investigaciones, experiencias, prácticas y publicaciones de cinco profesionales clave que han dedicado buena parte de su trabajo a estos temas.

Hemos ido hasta los siglos XIX y XX para conocer, de la voz y letra de la historiadora María Mercedes Gómez, algunas historias, testimonios y archivos que dan cuenta de las Mujeres con voz propia en una época en la que casi toda expresión femenina estaba bajo el ojo vigilante y recriminatorio del hombre.

María Mercedes nos compartió varios de sus más valiosos hallazgos en la minuciosa búsqueda de las voces, como tesoros a granel, de esas destacadas intelectuales que a pesar de las dificultades, e incluso de las dudas y miedos personales, se abrieron camino para profesionalizarse, trabajar, escribir, pintar y expresar sus opiniones y pensamientos, abonando la conquista de los derechos de las mujeres de las generaciones futuras. 

Luego, entre imágenes del universo, Juan David Gil Palacio, cofundador de la productora audiovisual Máquina Espía, nos habló de Los estados alterados de los cerebros que fantasean; compartió sus experiencias y aventuras en la búsqueda de nuevos lenguajes cinematográficos para hacer divulgación científica a partir de narrativas fantásticas, una hazaña en un contexto atornillado en el realismo y poco entusiasta con las empresas que sueñan “lo imposible”. Nos contagió de la idea de buscar fuera de lo conocido, porque la imaginación, dijo, se alimenta de lo que tenemos en nuestra memoria.

De las nuevas lecturas, pasamos a la tierra. Con el poeta Javier Naranjo indagamos sobre la urgencia de Cultivar la palabra fomentando las LEO en la ruralidad. Nos contó de sus aprendizajes como promotor de lectura con jóvenes y niños. Nos dijo que hemos de sembrar el propósito y la confianza para abrir camino y subir la montaña; tener disposición al aprendizaje, a los cambios de planes, a adaptarnos a los tiempos del campo y a cocrear con quienes viven en esos entornos, exaltando, e incluso rescatando, los saberes del campo.  

Después estuvimos con la editora e investigadora Ana María Agudelo, que nos envolvió con la historia de la llegada de los libros a Colombia y nos explicó por qué esto fue punto y aparte, tanto para nuestra forma de pensar, hablar, decidir y planear el destino del país, como para trazar la ruta de un hogar y de uno mismo. La llegada del libro impulsaría la alfabetización con la popularización de la lectura, la creación literaria y la divulgación del conocimiento. Además, nos contó cómo pasamos de traer los libros desde el otro lado del mundo, cual exotismo del Viejo Mundo al que sólo podían acceder unos cuantos aristócratas, a hacer Nuestros propios sellos editoriales.

Por último, como cierre de este ciclo de charlas académicas, estuvimos con la periodista Patricia Nieto. Entre fragmentos de sus obras más conocidas, como Los Escogidos, nos narró lo que ha sido andar el país hecha oídos recogiendo historias de las víctimas de la violencia, para luego buscar el silencio y discernir, entre montones de archivos de audio y anotaciones en sus libretas, cómo llevar esos relatos, conservado sus cadencias, a libros que hoy son un referente en la memoria del país.

Cada una de las personas que ha participado hasta este momento de charlas, le ha dado sentido al Colaboratorio, un espacio abierto en el que trabajamos, cavilamos y experimentamos juntos desde los diversos saberes y lugares por los que transitamos. De esta manera, con el Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad impulsamos el aprendizaje participativo en el cual conocemos diferentes puntos de vista que expanden la imaginación y nos procuran nuevas luces para seguir creando.

Ir al contenido