Cómo generar hábitos de lectura en esta cuarentena

Adquirir el hábito de la lectura, como todos los hábitos, comienza de una manera sencilla: dando el primer paso, leyendo las primeras palabras de una historia. Una palabra lleva a otra, y una historia lleva a otra… Leer es abrir una puerta a un universo de posibilidades.

El Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad de la Secretaría de Cultura de Medellín, te comparte estas ideas de fácil aplicación en casa para leer en cuarentena, y así, de manera amigable, ir adquiriendo el hábito de la lectura:

  • Jugar a la bibliomancia. Cómo quien quiere adivinar su suerte a través de las líneas de la mano, la alineación los astros o la lectura del tabaco; los libros también tienen mensajes para darnos. La bibliomancia es el arte adivinatorio a través de los libros. Cierra los ojos, pasa tu dedo índice por los lomos de los libros de tu biblioteca, quédate quieto en un lugar, saca el libro, ábrelo al azar y lee el mensaje que la literatura tiene para darte… ¿Quedaste intrigado? Pues no le des más vueltas, no dejes el mensaje a la mitad, ¡devórate ese libro!
  • ¿Qué tal seguir recomendaciones de amigos, familiares y de una que otra celebridad? Si tienes cuenta en redes sociales, seguir a aquellas personas que se conocen como influencers literarios puede ser una buena idea para empezar a crear una lista de deseos para la lectura. Si no tienes cuenta en redes sociales o no te interesa el mundo de los influencers, pregúntale a quienes están contigo en casa, cuáles han sido esas lecturas inolvidables, por qué las recuerdan y por qué deberías leerlas. Esto, además de invitarte a leer, será un espacio para conversar y compartir en familia. 
  • El cine es un buen compañero para la lectura. Grandes películas y series han sido inspiradas en libros. Hay quien dice que prefiere los libros y hay quien dice que prefiere la película. Lo cierto es que no sabemos quién tiene la razón en esta conversación y tampoco se la queremos dar a nadie, porque tanto el cine como la literatura son lenguajes diferentes que nos cuentan historias a su manera. Sin embargo, queremos invitarte a que descubras por tu cuenta las diferencias que pueden existir entre una historia contada con palabras y otra con imágenes. 
  • Ingéniate un ambiente diferente al habitual para leer con los más pequeños de la casa: encender una linterna debajo de las cobijas, apilar las almohadas en una torre o extender una sábana, se convierten en una cueva, un castillo o un campo; espacios mágicos para compartir una historia. Ya verás como los chicos que están en casa, van a querer crear nuevos lugares para leer libros o escuchar historias leídas.
  • Si por el contrario, es más fácil para ti el acceso a las bibliotecas o prefieres formatos más tradicionales, el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín tiene a tu disposición una gran oferta de lecturas por teléfono. Comunícate con los parques biblioteca del Doce de Octubre, La Ladera y San Antonio, deja tus datos para que en algún momento, recibas una llamada y la lectura al otro lado del teléfono alegre tu día. Los números son: 300.548.21.46 // 302.351.55.40 // 300.529.59.06

No pienses que para adquirir el hábito de la lectura se debe leer siempre a una misma hora del día y tener una silla victoriana. Busca un espacio en el que te sientas cómodo, una cama, un sofá, una colchoneta, ensaya mil posiciones hasta dar con la que más te guste. Ojalá el espacio elegido cuente con buena luz y ventilación. Acomódate, abre el libro y deja que una palabra te vaya llevando a la otra. 

Cuando salgamos otra vez de casa, lleva siempre un libro en tu bolso, verás que un libro es una buena compañía. 

¡Ahora sí! A leer. Si quieres más recomendaciones, te invitamos a seguirnos en redes sociales, encuéntranos como Plan Lectura Medellín.