En Medellín hay más de 500.000 jóvenes que se interesan por distintos temas de ciudad y cuyas agendas se mueven entre lo urbano y lo social, siempre pensando en cómo aportar a sus territorios desde iniciativas culturales, deportivas y hasta políticas. El reto está en acercarlos a las ofertas y acompañarlos en sus procesos que sigan siendo líderes en sus barrios, colegios, trabajos y universidades. Los jóvenes no son un tema, son una población que aporta activamente a la construcción de espacios sociales, y la lectura es uno de sus intereses.

Conversamos con el Secretario de la Juventud de Medellín, Alejandro de Bedout, y nos contó sobre los temas que mueven a los jóvenes, sus espacios de encuentro y algunos retos que hay en asuntos de juventud. Esto fue lo que nos dijo:

Alejandro de Bedout Arango, Secretario de la Juventud de Medellín ©

¿Quiénes son los jóvenes de Medellín, qué hacen, qué les gusta?

En Medellín hay 544.000 jóvenes que son totalmente diversos. No hay un estereotipo unificado de jóvenes, sino que todos son diferentes. Se dividen en dos grupos poblacionales que son los que van de los 14 a los 18 años, que son, por así decirlo los que se involucran en tendencias más juveniles; y el joven adulto que va de los 18 a los 28 años. Sin embargo, todos ellos tienen algo en común: los jóvenes de Medellín se caracterizan por su participación formal: en Juntas de Acción Comunal, Consejos Y Juntas Administradoras Locales; y también en otros espacios como los Clubes Juveniles, la Red de Escuelas de Música, los Clubes Deportivos y los colectivos artísticos que ellos mismos crean y gestionan.

¿Y de esos clubes juveniles de los que hablas, ustedes como Secretaría han identificado clubes de lectura?

 Sí, claro. De los 850 clubes juveniles que acompañamos, la línea que más se mueve es la de cultura. Y de esos 850, aproximadamente unos 12 se enfocan en la lectura. Pero no se reúnen únicamente a leer, hay algo importante y es que los jóvenes se reúnen para conversar sobre temas que los inquietan, siempre motivados por la lectura, pero de esta nacen muchos motivos para generar conversaciones entre ellos.

¿Qué temas mueven a los jóvenes de Medellín?

La sexualidad, la democracia, la economía naranja, el emprendimiento, la diversidad, el medio ambiente. Les gusta hablar de todo, son muy abiertos y se plantean muchos retos, soluciones e inquietudes alrededor de estos temas que menciono. A los jóvenes les gusta mucho participar de discusiones de ciudad y por eso todos estos clubes de los que hacen parte son vitales para el fortalecimiento de ellos como persona y de su criterio para ser tenidos en cuenta. Los jóvenes tienen ideas muy interesantes, porque ellos todo el tiempo están pensándose la ciudad.

¿Han identificado cómo es la asistencia de los jóvenes a las bibliotecas?

 Sí. Hoy en día un punto de encuentro de los jóvenes son las bibliotecas. La mayoría de veces que nos reunimos con ellos, casi siempre es en las noches en los Parques Biblioteca. Es más, nos hemos dado cuenta de que en los pocos lugares donde no hay parques biblioteca, a los jóvenes se les reducen sus espacios de encuentro y esparcimiento. Y hay algo muy positivo frente a esto y es que las bibliotecas han entendido que las dinámicas de muchos de estos jóvenes son de noche, entonces han extendido incluso sus horarios para que los jóvenes puedan hacer uso de estos espacios que son tan importantes en los territorios. Esto hace que el relacionamiento entre la institucionalidad y los jóvenes sea más cercana.

Cuéntanos un poco más de “Jóvenes 20/20”…

Es un proyecto que nace por la necesidad que tienen los jóvenes de volver a tener los CMJ (Consejos Municipales de Juventud) que existían anteriormente y luego se acabaron por una Ley Nacional. Sin embargo, por una misma ley, estos Consejos van a volver a instalarse en el año 2020. La idea con 20/20 es formar líderes mediante un diplomado en alianza con EAFIT para que los jóvenes conozcan el funcionamiento de lo público, los mecanismos de participación ciudadana y que se formen con una visión global entre lo técnico y la ciudad. Y que de ahí salgan futuros líderes de los nuevos CMJ.

¿Cómo invitamos más a los jóvenes a las bibliotecas, a los parques, a leer, a conversar, a moverse?

Lo primero es que ellos conozcan los equipamientos que tiene la ciudad. Aquí en la Secretaría hicimos un ejercicio donde identificamos que los jóvenes solo se movilizan 25 cuadras a la redonda del lugar donde viven, es decir, muchos no conocen ni siquiera su territorio. Ahí es donde hay que hacer un esfuerzo muy grande para motivar a los jóvenes a que conozcan, a que se muevan; ¿cómo? Fortaleciendo los programas con enfoque joven, con contenidos especialmente pensados para ellos y sobre todo en horarios que se acomoden a sus rutinas: nosotros sabemos que a las tres de la tarde un viernes un joven no va a un taller, porque a esa hora está estudiando o trabajando. Como te decía antes, los jóvenes son muy de la noche y a esa hora es cuando se reúnen con sus amigos y se van a las actividades de los clubes. Otra cosa es comunicarles todo lo que ocurre en la ciudad, en los barrios, en las bibliotecas y llevarles las ofertas de las diferentes entidades o de las otras secretarías de la Alcaldía, a los jóvenes hay que mantenerlos inquietos porque, por lo menos los de Medellín son muy activos y quieren ser, -y son- parte de la transformación de su ciudad, pero a veces no saben cómo hacerlo, y ese es el reto que tenemos, acercarlos a las actividades, los talleres, los cursos y los clubes.

¿Quieres saber más sobre los clubes juveniles y la labor de la Secretaría de la Juventud?

Ingresa a www.medellinjoven.com   

y conoce las ofertas que tienen los distintos colectivos artísticos, deportivos, sociales y culturales de la ciudad, además de todos los programas y proyectos que ejecuta la Secretaría de la Juventud.

0