¿Cómo así?

Medellín en 100 palabras es un concurso de narraciones breves, que invita a escribir sobre la vida en Medellín, consiste en generar estrategias de intervención literaria, sin fines de lucro, a través del cual se busca establecer un vínculo entre la ciudadanía y la literatura, en la idea de posibilitar la generación de expresiones públicas que incentiven la reflexión e imaginar en conjunto la vida urbana y/o contemporánea.

¿De dónde surgió la idea?

En el año 2001, en Santiago de Chile, Plagio, BHP / Minera Escondida y Metro de Santiago se aliaron para dar vida a un concurso que invitaría a escribir sobre la ciudad en un máximo de 100 palabras y cuyos cuentos ganadores fueran expuestos en el espacio público. La idea era vincular literatura y ciudadanía a través de un proyecto participativo que, además de estimular a escribir a un público amplio, lograra insertar pausas literarias en el recorrido diario de los transeúntes. Así, sin imaginar el impacto que tendría esta idea, dieron inicio a la primera versión de “Santiago en 100 Palabras”.

17 años después, “Santiago en 100 Palabras” se ha convertido en un hito para los habitantes de esta ciudad. Los miles de relatos que participan todos los años son prueba de ello. Detrás del ejercicio de escribir esos cuentos, no sólo está la inquietud de obtener un premio, sino también las ganas de ser parte de una iniciativa que invita a reflexionar creativamente sobre el lugar que habitamos y que, año a año, empodera a más chilenos a través de una invitación simple e inspiradora: escribir un cuento en un máximo de 100 palabras.

¡Ahora, nuestra ciudad se cuenta de forma breve!

Cuando hablamos de relatos de 100 palabras nos ponemos en el marco de las micronarrativas o relatos cortos. Esta forma de contar historias encierra un doble desafío. Primero, la brevedad. Segundo, la consistencia de la historia. Un relato corto aspira la misma solidez de una cuento largo o incluso de una novela con una fracción de texto, con una imagen, situación o sentimiento bien presentado. Podemos decir, incluso, que a veces lo más importante de un relato corto es lo no dicho, lo que se calla y se reserva a la imaginación del lector. Aquí vale retomar, como paradigma del género, el cuento El dinosaurio del autor Augusto Monterroso: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”. ¿Cuantas historias no nos es dado desprender de esas siete palabras? ¿Cuántas historias no dichas por el autor podemos imaginarnos y van a enriquecer esa sencilla pero enigmática imagen?

El concurso tiene tres categorías de participación:

  • Infantil: Niños menores de 13 años
  • Jóvenes: De los 14 a los 17 años
  • Mayores: A partir de los 18 años

Y unos premios bien interesantes:

  • El primer lugar recibirá $8.000.000 de pesos.
  • El segundo $1.000.000 de pesos.
  • El tercero $500.000 pesos.

¿Te quedó sonando?

Medellín en 100 palabras es un concurso organizado por la Caja de Compensación Familiar de Antioquia, Comfama, y por la Fundación Plagio de Chile.

Todos los habitantes de Medellín y del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, que comprende los municipios de Barbosa, Copacabana, Girardota, Bello, Caldas, La Estrella, Itagüí, Sabaneta y Envigado, podrán participar a través de una plataforma web y de forma física.

0