Mario Alberto Duque, Foto de Emanuel Zerbos ©

Mario Alberto Duque Cardozo es Periodista y Magíster en escrituras creativas. Trabaja como Editor en El Colombiano y como periodista para Generación. Hace un par de meses, Frailejón Editores publicó su primer libro de relatos, Pudo ser así, en los que la ficción se dedica a imaginar posibilidades, el germen de sus historias son noticias que a Mario le llamaron la atención y creó todo un mundo alrededor de diferentes acontecimientos que, aunque en la Historia y los diarios del mundo quedaron registrados de una manera, las posibilidades que ofrecen a la imaginación son interminables. Conversamos con Mario y nos contó sobre su acercamiento a la literatura, de esos autores que han motivado su quehacer periodístico y de esos libros a los que acude siempre en busca de preguntas y de respuestas.

¿Cuándo te acercaste a la lectura y a la escritura y qué te motivó a hacerlo?

Yo crecí entre libros. La biblioteca de mi casa era también una habitación de juguetes. Era natural acercarse a jugar, pero también a leer. Mis papás me decían “Ahí están los libros, coja el que quiera”. Y así, desde muy niño me familiarice con la lectura. Crecí leyendo a Quino. Yo estudié periodismo porque sí sentía la necesidad de escribir y claro, el ejercicio periodístico me servía para eso, para experimentar: voces, estructuras narrativas, personajes. Luego con la Maestría lo hice con más rigor, la necesidad de escribir de manera más disciplinada y sobre todo, textos de largo alcance, publicables. En cuanto a la motivación, recuerdo muy bien que cuando leí a Borges y a Cortázar me dieron muchas ganas de contar historias.

¿Cómo llegó Pudo ser así y por qué elegiste el cuento?

Como dice Borges: “Uno lee lo que quiere, pero escribe lo que puede”, Joaquín Sabina también dijo algo parecido en uno de sus conciertos en Medellín cuando le pidieron algunos títulos de canciones canciones él dijo “Yo sé lo que me conviene cantar”. Me pasó igual con los cuentos, las soluciones me llegaban fácil con el relato breve. Pudo ser así surgió porque a mí me gusta revisar noticias, monitorear portales y ver qué está pasando… Siempre me encuentro con cosas curiosas, que me generan dudas: cómo pasó, qué pasó antes, o después. Es que en la vida real hay suficiente literatura. La vida proporciona historias, y las noticias están plagadas de eso.

Cuatro de nueve de los relatos de su libro tratan sobre el 9 de Abril. Precisamente sobre esas historias no contadas, sobre ese otro lado de la historia ¿por qué el interés por esa fecha?

El 9 De Abril me genera curiosidad: la ola de violencia, la oportunidad perdida, no por el candidato sino porque se cerraron filas, hubo surgimiento de guerrillas. Fue un punto definitivo para la historia del país. Los cuentos, además, ocurren en Medellín y  es precisamente porque hay poco acercamiento a los hechos que desencadenaron el asesinato de Gaitán. Aunque no es un libro político, sí se aprovecha una coyuntura histórica para crear personajes, que es lo que me gusta.

¿Estas historias funcionan para contar un relato de nación?

A nosotros nos falta contar muchas cosas claro, no solo del Bogotazo. La literatura está  y estará siempre para recordarnos lo que nos ha pasado, pero creo que el tiempo nos da un tamiz para mirarlo mejor.

¿Cree que la gente debe leer o escribir más?

Creo que hay que leer más antes de escribir más. No se trata de sobrevalorar a nadie, no somos mejores personas por leer, pero sí podemos pensar mejor ciertas cosas. Estoy convencido de que el mundo sí se te abre cuando lees: te da elementos para entender la vida.

¿Cuáles libros son indispensables para vos?

Más que libros, autores. Tengo unos  que consulto cuando tengo dudas, otros por diversión, otros por cariño. Por ejemplo, cuando pienso en la humanidad, pienso en José Saramago, creo que Ensayo sobre la ceguera y El evangelio según Jesucristo son  indispensables, por su manera de pensar pequeños detalles, por la crítica religiosa y social, que permiten explorar esas miles de posibilidades. ¿Qué pasaría si?También acudo a Juan Tallón, un periodista que me ha dado muchas luces sobre cómo escribir textos periodísticos. 

¿Qué les dirías a los jóvenes para que se acerquen a la lectura?

Leer es un hábito. Si lo quieren implementar en su vida, tienen que moverse. Por ejemplo, si te gustó una película, ve a buscar  el libro. Si encuentras un articulo de una revista que te guste, indaga sobre él y sobre la revista. Hay que tejer una especie de red. Los libros deben estar presentes en las casas. Hay una frase de alguien cuyo nombre no recuerdo que dice “las bibliotecas son el alma de la casa”. Una biblioteca es un proyecto personal que nunca se acaba.

0