Sentidos abiertos para leer y escribir un ambiente ecológico

Una cajita de un metro cúbico se convierte en la mejor herramienta para la construcción de una terraza de cultivo con pacas digestoras, una propuesta ecológica limpia que facilita la reutilización de residuos orgánicos y reduce la contaminación.

En una ciudad a la que no le cabe más basura es hora de dar un paso para cambiar nuestros hábitos, es necesario reapropiarnos de las practicas de agricultura limpia, siembra y jardinería en espacios no convencionales con el propósito de volver a cultivar la tierra, que si bien como dice Guillermo Silva, es una labor difícil debido a que el manejo pudridor de residuos está muy arraigado en esta sociedad, es un compromiso que debemos asumir.

Bajo esta premisa desde el parque biblioteca Tomás Carrasquilla La Quintana iniciamos un proceso de acompañamiento a instituciones educativas para conversar, jugar y aprender en torno al cuidado y protección del medio ambiente. Nuestro primer vínculo se realizó con el Jardín Infantil Susanita Díaz donde los niños acompañados de sus familiares y profesoras participaron de charlas, ejercicios de lectura creativa y actividades en torno al manejo de recursos naturales, en donde los asistentes se conectaron con la lectura asociada a los elementos de la naturaleza a través sensaciones experimentales y apropiación de los espacios del entorno.

La educación ambiental desempeñó un papel muy importante dentro de esta actividad, ya que permitió promover aptitudes y actitudes responsables con el ambiente, concientizar y fomentar comportamientos responsables frente al manejo sostenible del medio.

Foto 1   Foto 2

Uno de los principales logros durante el encuentro fue mostrarle a los niños que muchos de los residuos orgánicos que consideramos “basura” puede transformarse a partir de diversos procesos y reutilizarse de forma productiva en beneficio de la naturaleza y la comunidad; así, a los niños se les ofrece la posibilidad de explorar y asombrarse con los elementos naturales que los rodea, aprender sobre el cuidado, respeto, ahorro, protección y conservación del medio a través de acciones fijas que tendrán trascendencia a futuro.

susanita-diaz1   susanita-diaz3

Durante el encuentro conversamos con Raúl Alberto Zuluaga Lotero, gestor ambiental de la comuna 7 Robledo y Guillermo Silva Pérez, promotor del proyecto ciudadano “Manejo Saludable de Residuos Orgánicos” y gestor de la paca digestora, para entender la importancia de la construcción y apropiación de este tipo de estrategias, la cual a través del reciclaje de residuos biodegradables, la fermentación y el empaque al vacío (compresión) contribuye a la protección de la salud pública; además, es una propuesta sostenible para el ambiente y para la sociedad.

Es así como la presentación de una obra de teatro realizada por los estudiantes y la propuesta de una lectura exploratoria y sensorial fueron algunas de las actividades lúdicas y de fomento de lectura que realizamos durante la jornada, donde a partir del texto “Vamos a cazar un oso”, su estructura narrativa, la evocación de diversos elementos y espacios propios de la naturaleza, la multitud de sonidos y el cambio de ritmo y tiempo hicieron de esta lectura una proceso didáctico en el cual los niños y acompañantes participaron con su voz, su cuerpo y su imaginación.

susanita-diaz4   susanita-diaz2

Finalmente trabajamos en la construcción de la primera paca digestora en el espacio externo del jardín infantil, “un recurso tecnológico, limpio, sano y ecológico para descomponer toda clase de excedentes biodegradables” como los de: cocina (crudos, cocidos, cárnicos y grasos) que se generan diariamente en el restaurante y la hojarasca que se va acumulando en el parque; de esta manera vamos construyendo las terrazas para cultivar la huerta de Susanita Díaz.