IMG_8515 IMG_8569

Las huertas y jardines son espacios donde se manifiestan todas aquellas prácticas humanas que acumulan saberes cotidianos acerca de las plantas, la siembra, el cultivo de productos agrícolas, la utilización de residuos orgánicos, etc. En nuestro parque biblioteca son prácticas que nos permiten intervenir terrazas, paredes, esquinas, salas y pasillos con el fin de hacerlos acogedores, y hacer visibles todos aquellos saberes e intenciones de la comunidad sobre los mismos.

La huerta del Parque Biblioteca La Quintana surge como una propuesta para habitar diferentes espacios, un laboratorio para experimentar y aprender en torno al medio ambiente, conocer los tipos de cultivo, buscar estrategias para el cuidado de las plantas, realizar biopreparados, reciclar y reactivar las zonas verdes que hay en el territorio.

La iniciativa de Huertas y jardines permite establecer una reflexión sobre nuestra relación con los recursos naturales como habitantes de la urbe, donde las prácticas de siembra se ven reducidas debido a las dinámicas que se dan en la ciudad, y cuya recuperación es una premisa importante para rescatar el conocimiento general de aquellos que siembran y asientan sus bases en las tradiciones y hábitos sociales que subsisten en el tiempo y pasan de generación en generación sobre el uso y aprovechamiento de la tierra.

IMG_8557 IMG_8554

Adicionalmente, iniciamos la construcción colectiva del Jardín de don Tomás, una estrategia que propone la recolección de datos sobre las plantas que menciona el escritor antioqueño Tomás Carrasquilla en diversos fragmentos de su obra, en la cual el vínculo de la literatura con las memorias y la vida cotidiana de los lectores es uno de los elementos que la convierten en objeto de disfrute.

A través de la observación directa y los diálogos con los visitantes del parque biblioteca, hemos identificado que la jardinería es una de las temáticas que los convoca. Teniendo en cuenta, además, que las prácticas de siembra y cultivo permiten fortalecer el tejido social, embellecer las zonas externas del parque y generar sentido de pertenencia.

El intercambio de saberes y los espacios de formación, diversión y aprendizaje han hecho de la huerta del parque biblioteca un lugar más acogedor para la ciudadanía, que ha permitido su integración con los huerteros de la zona y participantes de los grupos proceso e igualmente posibilita una articulación con colectivos y habitantes de otros sectores de la ciudad como San Javier y los corregimientos de San Cristóbal y Santa Elena.

20150715_165454

0