Vereda El Naranjal

LUZ EUGENIA GÓEZ RESTREPO
Gestora Social y Cultural
PARQUE BIBLIOTECA FERNANDO BOTERO DE SAN CRISTÓBAL
Jueves 30 de Julio 2015

Naranjal. Ubicada al occidente, a escasos 15 minutos de la cabecera de San Cristóbal, es una de las 17 veredas del corregimiento, limita con la vereda El Boquerón, El Llano y la Cuchilla.
Luz Dary, líder comunitaria de la vereda, nos cuenta que Naranjal recibió este nombre por los abundantes árboles de naranja que tenía una finca ubicada a la entrada del Túnel de Occidente, estos con el paso del tiempo fueron desapareciendo y quedó el nombre como recordatorio de estos cultivos, no obstante, esta es una de las veredas en donde más se cultiva la tierra.
A nuestro paso en el recorrido por estas colinas accidentadas, nos sorprende observar una serie de hileras de cables eléctricos que atraviesan algunas fincas y sostienen la boca de algunos embaces plásticos de gaseosas que parecen sombrillas y protegen las bombillas que permanecen encendidas para iluminar en horas de la noche y hasta las 5 am los sembrados de soliago, áster blanco y morado que son flores muy frágiles y necesitan iluminación constante. Otras flores como tulipanes, gladiolos, azucenas, pompones, pinochos, cartuchos, no requieren de tanto cuidado y se cultivan ampliamente en la vereda. Un camión recorre las calles y a su paso 2 jóvenes ayudan a montar los manojos de cebolla junca Veleña y común con destino a la plaza de mercado de Medellín. También se escucha el paso de las motos de alto cilindraje que transitan entre las casas y que son manejadas por jóvenes a gran velocidad.

Armonizando con el paisaje natural vemos las casas campesinas construidas con bahareque, adobes o ladrillos, con techo de barro, zaguán, chambranas, zócalos, pintadas con colores fuertes en los que predomina el rojo, amarillo, naranja, el verde, el blanco y están rodeadas de tierras en la que cultivan para posteriormente comercializar algunos productos como cebolla, cilantro, apio en rama, coles, ajo, espinacas, acelgas, repollo, también se observan en menor proporción algunos productos de pan coger como plátano, yuca, café, limones y naranjas. Otro rasgo común de la cultura antioqueña, es que los hogares pertenecientes a las mismas familias se asientan en sectores continuos del territorio por ello encontramos las fincas de los Cano, Peña, Bolívar, Velásquez, y Ortiz que desde hace más de 40 años habitan en estos parajes. En dos de las viviendas que se visitaron durante el recorrido había personas especiales –con retardo mental y con problemas de comportamiento- una adolescente y otra joven, a cuyas familias informamos que pueden establecer contacto con los programas de la Secretaría de Inclusión Social de la Alcaldía de Medellín.

Naranjal está integrada a los circuitos económicos de la ciudad de Medellín, es una de las veredas más rurales, en donde se cultiva para el mercado. Cuenta con servicios públicos domiciliarios, algunos teléfonos, una carretera estrecha pero en buen estado, a pesar de su cercanía con la parte central de San Cristóbal tiene falencias respecto de la conectividad, ya que son contados los sitios donde se tiene acceso a internet y buena parte de la población no tiene dominio de las Tics, nos comenta el presidente de la JAC.

La sede de la Junta de Acción Comunal –JAC- El Naranjal, es el sitio donde se estuvieron presentes los servidores de la alcaldía: de la Secretaría de Gobierno, de la Secretaría de las Mujeres, Juan Pablo Ocampo, director del PBFB, las técnicas Julieth Navia, Natalia Maya, Beatriz Zapata, Mauricio Ospina y Luz E. Góez, por parte de la comunidad estuvieron 11 personas, entre las cuales destacan la secretaria y el presidente de la JAC. También los libros estuvieron presentes con la estrategia de motivación al conocimiento y uso de la biblioteca, y con el taller sobre el manejo de la información local, y el registro de mapa de actores, así como con las entrevistas y toma de fotografías para hacer un retrato sonoro concluimos nuestra tarde en la vereda.