Semana del Internet: Hablemos de sexting y sextorsión

¿Sabes qué es el sexting?

El sexting es una práctica sexual que está aumentando especialmente en los adolescentes y jóvenes. Consiste en enviar  de manera voluntaria fotos íntimas a través de dispositivos móviles, a tu pareja,  amigos o conocidos, bajo la premisa de la confianza. Pero, ¿qué pasa cuando confías en la persona equivocada?

Lo primero que debes pensar al hacer sexting es que una vez la fotografía sale del tu dispositivo, ya no tienes control del contenido, sino que ésta queda sujeta a la voluntad de quien la recibe de forma directa o indirecta. Directa, porque tú mismo enviaste el contenido a voluntad; indirecta, porque otro tuvo acceso al móvil que posee el material, por pérdida, robo o cualquier otra circunstancia.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que la capacidad de replicación de la información en la época de la red es tan grande, que una vez el material quede expuesto en internet, no se podrá eliminar en su totalidad. Siempre habrá posibilidad de que alguien recupere los datos.

Así mismo, esta práctica ha posiblilitado la aparición de nuevos  delitos cibernéticos como la sextorsión.

¿Sabes de qué se trata la sextorsión?

La sextorsión es una de las formas más frecuentes de violencia sexual digital. Se origina por un chantaje del ciberacosador a partir de la posesión de imágenes íntimas de un usuario virtual.

La finalidad de este chantaje suele ser la obtención de dinero, el dominio de la voluntad de la víctima o la victimización sexual de la misma (muy común en los casos de internet grooming o de ciberviolencia de género).

Aunque la sextorsión  aún no se menciona como tal en el Código Penal Colombiano, quien la realice, incurre en delitos como acoso sexual, extorsión y en  caso de tratarse de fotos de un menor de edad, puede establecerse un delito por pornografía infantil como agravante. El Código Penal en el Artículo 210A, tiene penas estipuladas para el hostigamiento con fines sexuales de 1 a 3 años de prisión, y se define el acoso sexual como aquel en el que una persona “en beneficio suyo o de un tercero y valiéndose de su superioridad manifiesta o relaciones de autoridad o de poder, edad, sexo, posición laboral, social, familiar o económica, acose, persiga, hostigue o asedie física o verbalmente, con fines sexuales no consentidos, a otra persona”. Para el delito de extorisión, el Artículo 244 dice de manera textual que “el que constriña a otro a hacer, tolerar u omitir alguna cosa, con el propósito de obtener provecho ilícito o cualquier utilidad ilícita o beneficio ilícito, para sí o para un tercero, incurrirá en prisión de ciento noventa y dos (192) a doscientos ochenta y ocho (288) meses y multa de ochocientos (800) a mil ochocientos (1.800) salarios mínimos legales mensuales vigentes.”

Además, es bueno aclarar que todo ciudadano colombiano está cobijado por la LEY ESTATUTARIA 1581 DE 2012 que se encarga de proteger los datos personales, entre ellos los datos sensibles, es decir, cualquier información que pueda afectar la intimidad del titular:

ARTÍCULO 5o. DATOS SENSIBLES. Para los propósitos de la presente ley, se entiende por datos sensibles aquellos que afectan la intimidad del Titular o cuyo uso indebido puede generar su discriminación, tales como aquellos que revelen el origen racial o étnico, la orientación política, las convicciones religiosas o filosóficas, la pertenencia a sindicatos, organizaciones sociales, de derechos humanos o que promueva intereses de cualquier partido político o que garanticen los derechos y garantías de partidos políticos de oposición así como los datos relativos a la salud, a la vida sexual y los datos biométricos.”

En caso de que seas víctima de sextorsión debes presentar una denuncia inmediata ante las autoridades, teniendo en cuenta que en estos casos el tiempo es el factor más importante. Mientras pasa el tiempo, más diseminada estará tu información y más difícil será rastrearla y eliminarla.

Infografía original de http://www.enticconfio.gov.co/poder-digital/sextorsion

 

La Policía Nacional pone a tu disposición el CAI Virtual, a través del cuál puedes asesorarte para denunciar este tipo de delitos, accediendo a un chat que comunica directamente con un funcionario que responderá tus dudas y te planteará los pasos a seguir. Para esto se puedes descargar el aplicativo móvil o acceder a su página de internet https://caivirtual.policia.gov.co

Para los casos de abuso de menores y pornografía infantil, se creó la organización Te Protejo, la cual vela por los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Según su página www.teprotejo.org, ésta se encarga de “canalizar las denuncias, conocer y visibilizar la magnitud de la situación de la infancia y la adolescencia, con miras a que se generen acciones que minimicen los delitos hacia esta población en el país”.

Te Protejo también cuenta con aplicativo para dispositivos móviles y un espacio vitrual dónde tienes la posibilidad de notificar este tipo de delitos de manera anónima, a través de un formulario que te irá guiando. Para dar aviso sobre cualquier caso que ponga en peligro a un menor de edad, ingresa directamente al siguiente enlace: http://www.teprotejo.org/index.php/es/su-denuncia/quedenunciar/28-mod-denuncie/35-denuncie-aqui. Una vez realizada tu denuncia, la organización estudia el tipo de riesgo o ilegalidad del hecho y lo dirige a la autoridad competente: MinTic, ICBF, Policía Nacional o Autoridad Nacional de Televisión.

Es mejor prevenir que curar:

Como el adagio popular muy bien lo dice, reparar el error puede ser mucho más difícil que prevenirlo. Es por esto que la plataforma “enTICconfío_” (www.enticconfio.gov.co) te ofrece los siguientes consejos y te enseña a hablar de sexting con los más jóvenes: