MOOC y otras plataformas educativas

Por Ana María Zuluaga – Mediadora de cultura digital

Una de las maravillas que trae la Internet a las personas que quieren estar en permanente formación, es el surgimiento de los MOOC (Massive Online Open Courses); cursos masivos, abiertos y en línea, albergados en plataformas gratuitas e impartidos en algunas ocasiones por universidades e instituciones de prestigio.

Hace un tiempo, matricularse a un curso no sólo era costoso, sino que suponía acomodarse a algunos horarios que quizá se cruzaban con obligaciones cotidianas.  En este sentido, estas plataformas virtuales ofrecen muchas ventajas, pues brindan la posibilidad de acceder desde cualquier computador, sólo ingresando a la página web con un usuario y contraseña, sin importar la hora. La fecha inicial y final del curso, el plazo máximo para entregar una tarea asignada (deadlines) y el tiempo de tutorías, son los únicos límites temporales que algunos de estos soportes virtuales imponen.

Otro de los beneficios es que rompe las fronteras, es decir, actualmente no es un problema hallar un magnífico curso en el fin del mundo, pues si es un MOOC sólo se requiere voluntad y, por supuesto, un computador.

El idioma tampoco es un gran limitante, pues muchos de estos cursos son diseñados por docentes hispanohablantes o se pueden encontrar subtitulados al Español.

Por suerte, hay una gran variedad para escoger. La plataforma Coursera contiene cientos de cursos clasificados en diferentes ramas como la psicología, las artes, las humanidades, la ciencia, entre otras.

Otras plataformas similares son:

Google Actívate

Esta plataforma, perteneciente a Google, está enfocada a mejorar el perfil profesional de las personas a través de cursos que desarrollan habilidades digitales con fines comerciales, ofreciendo temas como analítica web, manejo de buscadores para promoción de marca o productos y manejo de tienda online.

Garaje Digital

Contrario a Google Actívate, Garage Digital es un curso completo de 26 módulos. Cada uno de éstos se puede hacer de manera independiente, a ritmo propio y sin ningún costo. Sin embargo, para recibir el certificado es necesario completar todo el temario.

MOOC.es

Este sitio web es un buscador de cursos universitarios gratuitos que reúne en sus resultados diferentes plataformas como coursera, EDX, Miriadax, y muchas más. Su filtro permite seleccionar temática e idioma para facilitar la búsqueda.

Cuando se va a cursar un MOOC es importante saber para qué se está haciendo y estar atento a las condiciones de certificación, pues el diploma que algunos emiten al finalizar no siempre es oficial, por lo tanto no es tomado en serio por la administración pública en el currículum vitae. Lo más probable es que si se requiere un certificado oficial, se deba pagar una suma no muy alta por el curso.  Sin embargo, si la intención es la satisfacción personal o la aplicación concreta de dicho conocimiento en algún proyecto, “a nadie le quitan lo bailado” como dice el dicho, el conocimiento ya está adquirido y listo para ser aplicado.

Existen varias modalidades de educación virtual, no todas son MOOC. Una más informal, dirigida a aficionados, puede estar constituida por los canales de Youtube dedicados a enseñar el manejo de algún tipo de herramienta virtual o a difundir algún conocimiento como un idioma, un tipo de baile, una técnica artística, entre otros. Estos son algunos ejemplos:

Otra modalidad, por el contrario más seria, la podemos encontrar en la oferta estudiantil de algunas instituciones educativas nacionales e internacionales. Éstas ofrecen carreras, maestrías, diplomados o especializaciones a través de su propia plataforma virtual. Algunas instituciones colombianas, como el CESDE, la Corporación Universitaria Remington, la Cámara de Comercio de Bogotá , la Fundación Universitaria María Cano y la Universidad de San Martín de Porres, actualmente brindan formación virtual.

Además de estas, los diferentes ministerios como MinCultura, MinTic y MinEdu, cuentan con cursos o capacitaciones gratuitas para los ciudadanos colombianos.

Por ejemplo, el Ministerio TIC tiene una oferta enfocada en las siguiente líneas:

Además, entre las iniciativas del plan Vive Digital de este Ministerio, se encuentra la plataforma de entrenamiento apps.co en la que, en asociación con Platzi, se ofrecen espacios para el desarrollo de habilidades en programación, diseño de software y emprendimiento.

También, el Ministerio de educación en su portal Colombia Aprende, tiene una sección llamada campus virtual en la que se presentan diferentes cursos dirigidos al autoparendizaje y a la mejora de competencias docentes.

El Sena, importante aliado del Ministerio de trabajo, en su sitio web SofiaPlus, ofrece carreras tituladas  que se pueden realizar de manera semipresencial o completamente en línea, además de cursos complementarios de corta duración que se pueden estudiar de manera 100% virtual.

El Ministerio de Cultura junto a la Biblioteca Nacional, abren diferentes convocatorias certificadas dirigidas a bibliotecarios, a través de su Aula Virtual, sobre temas que refieren a patrimonio, memoria, conservación y gestión y catalogación de la información.

Aunque la democratización del conocimiento a causa de la Internet sigue siendo una ilusión, no se pueden desconocer las ventajas que ofrece la red y la forma en que está cambiando las posibilidades educativas. Por eso, el Parque Biblioteca Fernando Botero, San Cristóbal, al ser uno de los lugares que en la ciudad brindan el servicio de uso libre de Internet, quiere dejar la invitación abierta a no quedarse con las ganas de saber, de aprender y de aprovechar las oportunidades que nos ofrece la web.