Marguerite Yourcenar, fue una escritora multifacética nacida en Bélgica en 1903 pero trasladada a Francia con pocos días de nacida a causa de la muerte de su madre, desde allí su vida estaría marcada por frecuentes viajes y traslados de una ciudad a otra. Educada por su padre, un hombre culto que le impartió una formación autodidacta, de institutrices, museos, teatros, lecturas y conciertos, es decir, fuera de toda tradición, hicieron de Yourcenar una apasionada por el conocimiento desde muy temprana edad y que sería reconocida por ser la primera mujer en entrar a la Academia Francesa.

Su obra comienza con la escritura de poesía influenciada por escritores como Victor Hugo, desde allí muestra su interés en temas como la metafísica, que seguirá apareciendo en sus cuentos, ensayos y novelas posteriores, lo anterior combinado con temas como la memoria histórica, el amor y el placer que difieren de los usuales. Yourcenar además crea personajes masculinos homosexuales, bisexuales, etc., y personajes femeninos con matrimonios convencionales como una forma de crítica al rol tradicional de la mujer.

Cuentos orientales, publicado en 1938, por su parte, nos va a hablar desde la mirada de una Yourcenar nómada, viajera, de diferentes relatos de diversas culturas, especialmente de India y Japón. En Cómo se salvó Wang-Fô, publicado inicialmente en la Revue de París en 1936, veremos dos personajes (nómadas como quien los crea), el primero es el sabio anciano Wang-Fô, un pintor extraordinario que logra que sus pinturas cobren vida propia, el segundo es su discípulo Ling, ambos “erraban por los caminos del reino de Han” (Yourcenar, 2008). Sin embargo, la magnificencia de Wang-Fô hará que el Emperador desee matarlo a partir de su propia historia con las pinturas del viejo sabio y la desilusión que estas le causan del mundo real: “Me hiciste creer que el mar se parecía a la vasta capa de agua extendida en tus telas, tan azul que una piedra al caer no puede por menos de convertirse en zafiro.” (Yourcenar, 2008)

La autora de reconocidas obras como Memorias de Adriano y Opus Nigrum, una ciudadana universal, nos puede introducir al interior de diversas culturas, en este cuento podremos tener un contacto con la tradición de la antigua China y las apologías taoístas, una narración que nos hace reflexionar sobre el lugar del arte frente al poder y la tiranía, un arte liberador, infinito y salvador.

Finalmente, los invitamos a conocer esta autora a partir de uno de sus cuentos más reconocidos, éste y otras historias las pueden consultar a través del catálogo y préstamo de libros en el SBPM.

Título: Cuentos orientales

Autora: Marguerite Yourcenar; traducción de Emma Calatayud

Punto de lectura, 2008

Elizabeth Jaramillo P.

Mediadora de lectura – PBDO

0