En nuestro Centro de Interés Bibliomancia, traemos una selección de algunas obras eróticas que han marcado, de alguna forma, este género tan amplio. Desde novelas que invitan a no pecar, hasta cuentos que exponen la perversión como forma de vida. La literatura erótica ha dejado, evidentemente, una huella que se sigue remarcando cada vez más.

A continuación, algunas obras que han sido plenamente influyentes en la imaginación, las pasiones y los deseos de diversos lectores en el mundo:

Mandarina, Susana Pérez-Alonso.

Imagen tomada de: https://casadelibro.com

Una novela con un erotismo propio para estos tiempos donde la presencialidad no puede ser constante. Mandarina nos cuenta la historia de Laura y un desconocido, con el cual desarrollan encuentros telefónicos donde el erotismo es la clave mayor. Las llamadas, las cuales son realizadas en las mañanas, piden explícitamente historias relacionadas con el sometimiento y el placer. Una historia basada en el placer y la pasión, donde el amor entra a jugar un punto bastante complejo, que nos permitirá ir avanzando en el placer y la violencia, en las historias que, aunque placenteras, pueden resultar ser más complicadas de lo que esperaríamos.

Primer amor, Iván Turgueniev.

Imagen tomada de: https://buscalibre.com.co

Aunque es una novela, podría considerarse más una crónica de aquello que el título sugiere: el primer amor. Turgueniev, a través del personaje Vladimir Petróvich, logra explicar cómo en la juventud se muda a una casa en Moscú, donde conoce a Zinaida, de quien se enamora locamente. A través de una exposición de un amor casi divinizado, el autor nos lleva a comprender cómo se exalta plenamente al personaje amado, haciendo una exaltación de lo erótico, sin ni siquiera llegar a consumar acto alguno. Una obra simple, cargada de emociones y un erotismo que no se hace notar demasiado, pero que está allí. Tiene en sí misma un giro que, aunque esperado, es igualmente emocionante.

El libro del buen amor, Arcipreste de Hita.

Imagen tomada de: https://editorialjuventud.es

Un libro medieval de aquellos que buscaban ser “pedagógicos”. El autor, a modo de autobiografía, relata sus amores y desamores, y con ello tiene una supuesta intención de alejar a hombres y mujeres de los pecados y placeres de la carne. Para ejercer dicha función, el autor se encarga de contar sus múltiples historias, en las que vale recalcar que es un sacerdote y mundano pecador. En sus historias no muy largas, relata sus encuentros eróticos con diferentes personas y como, a través de ellos, su vida se hacía complicada por caer constantemente en pecado. Un libro bastante recomendado para aquellos que, al mismo estilo del Decameron, quieran reconocer cómo se daba la sexualidad en tiempos anteriores, donde exponerla no era la mejor opción.

El hombre que me baña, Valentina Maran

Este es un libro peculiar. Una novela que invita a los lectores a explorar su sexualidad, a abrirse a las posibilidades de su cuerpo y sus placeres sin quejarse o juzgar. A modo de juego, la autora lleva a lectores y lectoras por diferentes espacios que se ven poetizados a través del erotismo, con diferentes cantidades de personas y diversas prácticas que se sumergen en esa búsqueda del placer propio y ajeno. Una novela que se puede leer tranquilamente, pero que inquieta a quien se acerca a ella.

Mujeres enamoradas, D. H. Lawrence.

Imagen tomada de: https://casadellibro.com

Una obra exploratoria en diversos sentidos: bien en comprender que la sexualidad es un ámbito universal y bien en comprender diferencias entre pretensiones eróticas de hombres y mujeres. Por todo ello, ha sido un libro que ha alcanzado un interés general pero que, a su vez, ha despertado diversas críticas al autor y a aquello que propone. En esta obra, Lawrence nos contará la historia de dos hermanas que tienen encuentros sexuales con diversos hombres que, a modo de crítica y descripción de la sociedad del siglo XIX y XX, tienen distintas posiciones sociales, económicas e incluso culturales. Un autor influyente en este género que con esta novela dio a explorar todos sus pensamientos.

Cuentos, historietas y fábulas, Marqués de Sade.

Imagen tomada de: https://bookdepository.com

Otro de los autores más influyentes de este género. En esta recopilación, como su título lo sugiere, el Marqués trae a colación diferentes historias un poco jocosas sobre la Francia de su época: la Francia libertina en lo oculto pero conservadora en lo público. Al mejor estilo suyo, con mucho sexo y mucha perversión, el autor hace una plena radiografía por la política, la clase alta pero también se basa en el espíritu humano universal que tiene, dentro de muchas otras características, la perversión. Una recopilación para entretenerse, reírse y jugar con lo erótico y lo perverso de una sociedad que, de alguna forma, no hubiese cambiado mucho.

Alejandro Castro Restrepo

Mediador de Biblioteca

Parque Biblioteca Doce de Octubre

0