Desde Territorio Verde, programa de huertas y medio ambiente del Parque Biblioteca Gabriel García Márquez Doce de Octubre, estuvimos conversando con Luz Amparo Mejía, líder ambiental de la Comuna y parte del equipo coordinador de los semilleros ambientales.  

Si deseas conocer un poco más sobre este proceso, su propósito, metodología y metas en materia ambiental, te invitamos a leer la entrevista que sostuvimos con ella.  

¿Quién es Luz Amparo Mejía?  

Luz Amparo es una apasionada por los derechos humanos, por la defensa de la vida en todo sentido.  

¿Cómo y cuándo se interesa por el tema medioambiental? 

Desde finales de los 90, cuando algunas personas de la comuna empezamos a cuestionarnos por el ecosistema del cerro, por las laderas y quebradas que se estaban viendo afectadas. Ante tal circunstancia, lo primero que buscamos fue tratar de crear conciencia en la gente, dar a entender que el medio ambiente lo es todo y que los seres humanos no podemos ser depredadores sino cuidadores. De ese modo, nos juntamos como mesa ambiental de la comuna y comenzamos a trabajar en torno a estos temas en los puntos críticos del territorio bajo la premisa de que el espacio público también es mío y por eso debo mantenerlo lindo.  

Más adelante, como resultado de ese proceso y en el año 2010, surge la idea de abrir un semillero ambiental con los niños de la comuna, pues ellos son el futuro. Así que empezamos a trabajar con ellos el sentido de pertenencia por el cerro, las cañadas, la flora y la fauna, y ahí, empezamos a gestar los semilleros ambientales de hoy.  

¿Qué son los semilleros ambientales? 

Son grupos de niños y niñas que formamos en distintos temas relacionados con el querer y hacer por el medioambiente. Son esa nueva generación a la que, de forma lúdica, estamos inculcando el amor por el medio ambiente; a que la que estamos enseñando que el medio ambiente es social, cultural y natural y que debe existir armonía entre estos tres asuntos para el buen vivir.  

¿Los semilleros ambientales están asociados a la Plan de Acción Ambiental Local (PAAL)?   

En nuestra comuna, los semilleros nacen antes que el PAAL. Sin embargo, para el año 2012, cuando ya comenzamos a trabajar con el Plan y contamos con el apoyo de la Secretaría de Medio Ambiente, este proceso se fortalece y creamos un semillero por barrio.  

Actualmente, tenemos 12 semilleros, uno por cada barrio, siendo el de Picacho el más grande, pues este barrio cuenta con cinco sectores y 100 niños y niñas participantes.  

¿Cómo trabajan los semilleros ambientales? ¿Cuál es su metodología?  

Con los niños tenemos una metodología de aprender haciendo. Por ejemplo, hemos hecho recorridos por los distintos ecosistemas del territorio con el fin de identificar los distintos tipos de plantas, sus usos, nombres y si son o no nativas. También, contamos con un herbario en cada semillero, hacemos talleres lúdicos sobre las problemáticas ambientales y la política pública nacional de educación ambiental, y hemos abordado el potencial del cerro El Picacho. Allí, hemos hecho con ellos jornadas de limpieza, y podemos decir que tenemos 5 de los 12 semilleros que son como los guardianes del cerro.  

Además, con los niños y niñas trabajamos otros temas como la autoestima, el ser buen estudiante y buen vecino. Un componente muy lindo que tenemos, es que les hemos enseñado a hacer artesanías con el material reciclable. Ahí, doña Martha de Miramar ha trasmitido ese conocimiento de transformar lo que mal llamamos basura en artesanías y cosa útiles para los hogares. 

En relación con lo que aún hay pendiente en materia ambiental en la comuna¿cómo se visualizan los semilleros? 

Hemos estado gestionando recursos con Presupuesto Participativo, de modo que podamos contar con aulas ambientales en las que podamos capacitar a los niños y niñas.  

También, tenemos una preocupación por los cauces de las quebradas, en especial los de la Madera, fuente hídrica de gran importancia y que compartimos con el municipio de Bello, La Minita y La Cantera.  

Es necesario recuperar el buen vivir de las quebradas, volverlas a oxigenar, porque debido a la falta o poca educación ambiental, y el proceso de poblamiento de nuestros barrios, muchos de los cauces de las quebradas fueron invadidos y hemos tenido malas experiencias nos han llevado incluso a la perdida de vidas.  

¿Cómo han continuado los semilleros en medio de la pandemia?  

Ha sido reinventarnos. Hemos hecho reuniones virtuales y abierto grupos de WhatsApp donde los niños cuentan lo que está pasando en materia ambiental en la comuna y hacen las debidas gestiones. Hemos ido acostumbrándonos a utilizar la tecnología y desde ahí hemos podido hacer pequeñas acciones. Al principio nos estresamos un poco, pero hoy sentimos que poco a poco estamos dando el paso para re encontrarnos con las medidas de autocuidado.  

Finalmente, ¿qué debe hacer un niño o niña que desee ser parte de los semilleros? 

En la centralidad nos pueden ubicar a través de Germán Londoño. En el Triunfo se pueden acercar a Marlon Carmona y en el Picacho a mí. Los ambientales acá en la comuna somos muy reconocidos porque estamos en todo y nos preocupamos mucho por el tema.  

Si te interesan los temas ambientales, en especial los relacionados con huertas, te invitamos a hacer parte de nuestra actividad Territorio Verde. Tenemos un grupo de WhatsApp al cual puedes unirte mediante el siguiente enlace: 

https://chat.whatsapp.com/GvlIjmA9z1E1ADcjv9pHdu

Desde la Biblioteca dinamizamos el grupo los viernes en la mañana, pero siempre está abierto para compartir información, comentarios y demás contenidos relacionados con la temática. ¡Gracias por participar! 

 

+2