El pasado 25 de julio se celebró a nivel internacional el día de la mujer afrodescendiente, por eso en esta ocasión desde el Parque Biblioteca Gabriel García Márquez Doce de Octubre, queremos hacer un homenaje a estas escritoras que hacen parte de nuestra colección y que prestan sus voces en representación y rescate de una cultura tan importante como es la afro.

Según la página de Mincultura, este día se empezó a conmemorar a partir de una reunión celebrada el 25 de julio de 1992 en República Dominicana. Este Primer Encuentro de Mujeres Afrolatinas y Afrocaribeñas acogió alrededor de 400 mujeres de 32 países de Latinoamérica y el Caribe, y fue “el punto de partida para la lucha hacia la reivindicación y visibilización de la mujer afro y todo su aporte cultural y social”.

A partir de entonces se instituyó esta fecha como Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente, también conocido como Día de la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora; este último nombre corresponde a la red que se creó posterior al encuentro y que desde entonces viene trabajando por los derechos de las mujeres negras.

La importancia de esta visibilización, para nuestro país, radica en que los afrodescendientes representan el 10,6% de nuestra población total, casi cuatro millones y medio de personas de las cuales el 50% son mujeres en situación de vulnerabilidad.

Con lo anterior se pretende visibilizar a estas mujeres negras que además de escritoras son activistas, académicas y docentes, que buscan con la literatura preservar su historia, su raza, su lengua y orígenes, y lo hacen de una manera tan rica en expresiones, tan autóctona, tan única y portadora de ese realismo mágico que representa a nuestro país y que es tan fuerte en la literatura afro.

Los invitamos en nuestro Centro de Interés de Bibliomancia, a conocer algunos textos de mujeres escritoras afrocolombianas

Afuera crece un mundo
Adelaida Fernández Ochoa

Adelaida Fernández es una escritora caleña que fue por mucho tiempo desconocida en el ámbito literario hasta que esta novela resultó ganadora del premio Casa de las Américas en 2015.

En ella muestra la historia de la esclavitud desde la voz de dos personajes, Nay y su hijo Sundiata, ambos esclavos que relatan parte de este periodo fundacional de Colombia desde los ojos de los cimarrones y libertos de la Nueva Granada de finales de 1800.

Nay, la protagonista y narradora tomada del personaje de Jorge Isaacs, es una negra orgullosa de su herencia y sus raíces, herencia que espera legar a Sundiata por quien constantemente se preocupa, por el miedo que este le tiene a los amos,
a los perros, a la libertad. Ella no quiere que su hijo sea un subordinado y cree con firmeza en que el futuro es la libertad, la que encontrarán al regresar a África.

La historia la narra entre pasado y presente, y un futuro en el que añora encontrarse con su amado. Las expresiones son típicas de la raza y la región, lo que hace muy vívida la historia que por momentos posee características de un fluir de conciencia, donde todo lo que vemos son los pensamientos del personaje, personaje que posee rasgos feministas, como el ser empoderada y totalmente orgullosa de sí, cualidades que para la época no eran bien vistas en una mujer y mucho menos en una mujer negra.

Imagen tomada de: www.comfama.com

Nanas y otras negruras: selección de relatos
Amalia Lú Posso Figueroa

Amalía Lú Posso es una poeta chocoana, nacida en Quibdó, que a través de la literatura y la narración oral se ha encargado de compartir la tradición del Pacífico y de las mujeres afrodescendientes.

En esta selección de relatos se incluyen algunos de los cuentos de uno de sus libros más famosos Vean vé, mis nanas negras, además, de tres cuentos inéditos que la autora donó para esta publicación de Palabras Rodantes.

La belleza en la literatura de Amalia se encuentra en esa representación que hace de la mujer negra, tomando como modelo las experiencias vividas con sus nanas de la infancia, mujeres que le enseñaron el orgullo por la raza, el sabor, el ritmo, el erotismo, y que las representa con todos los rasgos dialecticos predominantes de su tierra, haciendo de la lectura un goce y una experiencia que nos transporta al Chocó y revindica esta cultura desde la narración.

Sonata en exilio
Jenny de la Torre Córdoba

Esta escritora y abogada chocoana fue reconocida en 2018 con el 30° Premio Mujer Cafam, premio que celebra el empoderamiento de la mujer y la defensa de sus derechos.

Se reconoce a sí misma como colombo-española y desde Europa escribió esta sonata en la que narra su exilio, no solo de su patria sino de su papel de mujer, exilio al verse relegada y sentirse al margen de su ser.

En cada poesía de esta sonata encontramos una
especia de dedicatoria, a otras mujeres, a otros hombres, a otras patrias y a otras vidas. Su palabra es lucha, resistencia, pero también sana y convoca.

Imagen tomada de: https://amazon.com

MABUNGÚ TRIUNFO
María Teresa Ramírez

Esta escritora nacida en Cauca y criada en Buenaventura, se licenció en Historia y Filosofía y se desempeñó como docente hasta 1988 cuando, movida por su pasión por declamar, llega al Encuentro de Mujeres Poetas Colombianas y es allí donde otros poetas la impulsan a recopilar su producción. Esta ha sido reconocida a nivel internacional.

Con Mabungú la escritora nos descubre la riqueza de sus investigaciones a la región de San Basilio de Palenque, cuya lengua es patrimonio cultural de la humanidad. La colección consta de 39 poemas en lengua palenquera con su respectiva traducción a español, en cada uno descubrimos esa nostalgia de los afrodescendientes por su patria, esa musicalidad de la palabra, los sonidos africanos, su legado y las imágenes conmovedoras.

Imagen tomada de: https://maguared.gov.co

El gran susto de Petronila
Mary Grueso Romero

Mary Grueso Romero es una de las escritoras afrocolombianas más reconocidas a nivel nacional. Esta escritora, poeta y docente nacida en el Cauca, desciende de esclavos y es quizá por ello que su literatura está profundamente atravesada por un orgullo hacia sus raíces.

Ha ganado premios a la mujer del año y a la primera poeta consagrada del Pacifico, situándose como una de las 100 mujeres más destacadas del siglo XX.

Por eso en esta ocasión quisimos reconocer una parte maravillosa de su quehacer literario, que es la que dedica al público infantil. El gran susto de Petronila cuenta la historia de Petronila, que vive en Córdoba y se va a recoger chontaduro por encargo de su madre.

El gran susto del que habla el libro es del encuentro de la protagonista con una enorme serpiente, y el miedo que esta le causa. Dentro de la historia, Petronila recurre a gritos a sus vecinos que corren en su ayuda, mostrando características de la región como la solidaridad y el compañerismo; los habitantes se conocen entre ellos y se preocupan unos por otros, todo esto expresado en un lenguaje que nos hace identificar en el personaje muchas características de lo afro y de su región. Lo anterior muestra el interés de la autora en mantener viva su identidad, y hacer partícipes a los demás de la magia que existe en leer otras culturas.

0