“Eres un buen chico -me hizo saber-. Bueno, ya sé que no eres tan chico, no estoy tan borracho. A la vista está que tienes muchas horas de vuelo, pero no importa, eres un buen chico. Lo llevas en los ojos. Ojos heridos. Humillados y ofendidos. ¿Has leído a Dostoievsi? Bueno, ya me imagino que no es a lo que te dedicas, pero eres uno de sus personajes. Humillado y ofendido. También yo, por eso me siento seguro contigo.”

Truman Capote

El escritor estadounidense Truman Capote es reconocido, usualmente, por su maravillosa novela “A sangre fría”, un interesante híbrido entre investigación periodística y literatura que sentó un precedente, del que aún hoy se habla. Sin embargo, hay facetas de este autor, que resultan también interesantes y encantadoras. Capote supo contonearse y codearse tanto en los altos círculos intelectuales, por la calidad de su literatura, como en las altas esferas de la socialité hollywoodense. Esto le permitió conocer de cerca los más recónditos secretos de grandes personajes, que en muchas ocasiones, vivían dobles vidas; el ejercicio de su novela “Plegarias atendidas”, justamente nos presenta una serie de hechos y anécdotas, cuidadosamente conectadas, con un tinte biográfico en el que un joven ambicioso, hermoso pero arribista, ofrece su servicio de acompañante, con distintos alcances, según la persona de la que se tratara, y de este modo logra entrar en un mundo de lujos y apariencias, de exquisitez artística y cultural, pero lleno de recovecos oscuros y criaturas profundamente tristes y desvalidas. Esos que ante las pantallas o en las reuniones sociales se avistaban inalcanzables y magnificentes, son despojados de esas apariencias y parafernalias, para retratarse en su esencia, con una suerte de conmiseración.

Estos retratos que Capote realiza en su novela recuerdan la grandiosa película de culto “Sunset Boulevard”, traducida al español como “El crepúsculo de los dioses” (Billy Wilder, 1950), en la que una desencajada Norma Desmond (interpretada por la impresionante Gloria Swanson), enloquece al encontrarse frente al ocaso de su vida y el advenimiento del olvido y el fracaso, tras haber tenido una opulenta existencia, repleta de fama como actriz de Hollywood. El retratar de manera cruda y real los perfiles de personajes existentes, le costó a Capote algunas enemistades, sin embargo, esta parecía ser, justamente su objetivo; no enemistarse, pero sí, retratar esas realidades ocultas tras el velo de la fama o el prestigio.

Titulo:Plegarias atendidas

Autor: Truman Capote

Editorial Anagrama

2006

Una novela imperdible, que nos permite apreciar las distintas facetas de Truman Capote y la exquisitez de su escritura.

Diana Carolina Paniagua Ramírez

Gestora de fomento de lectura y escritura

Parque Biblioteca Gabriel García Márquez, Doce de Octubre

0