En un artículo anterior mencionamos la importancia de tener presencia en redes sociales como emprendedor.  Pero estos medios están saturados de información de todo tipo en un sinfín de formatos.  Entonces, ¿Cómo lograr que las redes sociales no se conviertan en tiempo perdido?

Con los siguientes consejos destacarás en redes sociales:

Enfócate en tu público.

  • Conoce a tu público. ¿Quién es?, ¿Dónde vive?, ¿Qué edad tiene?, ¿Qué le gusta? ¿Cuáles son sus intereses?

 

  • Sé transparente.  Muestra algunas partes del proceso de tu producto, ¿De qué está hecho?, ¿Cómo se ve la materia prima?, ¿Cómo es un dia en tu vida como emprendedor?, cuenta tu historia, ¿Cómo nació la idea?.  De esta manera puedes generar cercanía con las personas y por consiguiente confianza.

 

  • Sé generoso. Regala infografías, plantillas, descargables y material en general.  Claro, siempre que guarden relación con tu marca, productos o servicios y no se desligue una cosa de la otra.

 

  • Atiende tu comunidad. Lee sus comentarios y resuelve sus inquietudes, esto también puede ser un insumo para generar nuevos contenidos, pero lo más importante es que esto va a generar más recordación para las personas que ven tu contenido por tanto más interacciones, así tus publicaciones se harán más relevantes en las redes y las verán más personas. 

Poniendo en práctica lo anterior tus redes tendrán contenido de valor para marcar la diferencia, no debes enfocar tus redes en mera publicidad de tu negocio.

Redes sociales.

  • Decide en qué redes sociales quieres tener presencia. No es necesario estar en todas y cada una. Con el conocimiento previo de tu público podrás tomar la decisión más acertada.

 

  • Formato de tus contenidos. Este dependerá de tus habilidades o recursos y del tipo de contenidos que prefiere tu público objetivo. En los tipos de contenido más efectivos encontramos: fotos, imágenes e Ilustraciones, vídeos, infografías, blogs y podcast, entre otros.

 

  • Frecuencia de publicación. Todo extremo es malo. No hay que saturar a tus seguidores, ni ausentarse demasiado. Esta frecuencia y cantidad de publicaciones también la definen las redes que usas pero en general lo aconsejable es hacer de una a tres publicaciones diarias, equidistante una de la otra y de esta forma generar presencia a lo largo del día.

 

  • Ordena tus contenidos. Crea un calendario o parrilla de programación en la que especifiques día, hora, tipo de contenido, título, red o redes en la que se publicará, en caso de que trabajes con un equipo, también el responsable. De esta manera podrás compartir unos contenidos más estructurados, coherentes con tu marca y cautivar el público acertado, en lugar de improvisar contenido al azar.

Laura Zapata

Mediadora de cultura digital

0