Lanthimos. Yorgos. The lobster. Grecia. Elements pictures.

¿Puedes imaginar un mundo donde debas elegir un animal en el que convertirte? Ahora imagina que esa elección depende de tu capacidad de encontrar a tu “alma gemela”. Esto es lo que plantea The lobster o La langosta una película estrenada en 2015 y dirigida por el director griego Yorgos Lanthimos.

Es difícil presentar una película ambientada en un futuro distopíco con elementos tan detallados y diversos como los que contiene The lobster, cada una de las particularidades agregadas tiene una razón de ser y se presentan de importancia en el desarrollo de la historia. Esta gira en torno a David, un hombre que ha sido abandonado por su mujer y en este mundo esto representa la posibilidad de terminar convertido en un animal. Puesto que es una realidad donde solo se es productivo cuando se está unido por el matrimonio a otra persona, los solitarios aparecen como una amenaza. De esta manera el relato ubica dos lugares importantes. El primero es el hotel, lugar donde aquellos solteros tienen 45 días para encontrar el amor o serán convertidos en el animal de su elección; el segundo lugar es el bosque, allí aquellos que no lo lograron y se niegan a ser convertidos en animales habitan un mundo diferente pero paralelo.

Estos lugares representan cada uno un discurso de poder diferente, el hotel como el que todo lo ve y gobierna a partir del miedo, entre la publicidad de los beneficios que trae consigo la vida en pareja, la amenaza de ser convertido en animal, la abstinencia obligada y la estimulación constante sin  satisfacción, se instaura un modo de gobernar desde la lejanía con una violencia silenciosa e implacable llena de regímenes y restricciones; por otro lado se encuentra el bosque que extiende la mano al que huye de una práctica para incluirse en otra. Allí donde habitan los solitarios se ha formado una organización que en un intento de convenir y trazar lazos han erigido sus propias reglas, donde sobrevivir es primordial pero cualquier tipo de relación romántica o sexual está estrictamente prohibida. Esta es realmente una historia de amor, aunque no lo parezca y al mismo tiempo una reflexión sobre la soledad, la angustiosa necesidad del otro, el simulacro de un requisito establecido por la sociedad y la desesperanza de habitar en una estructura binaria.

Por último, esta es una producción con la cual el espectador puede identificarse, con el empleo de pocos escenarios y una fotografía impecable, logra desarrollar un relato que captura la atención desde el inicio. Con un guion sobresaliente y galardonado por diferentes críticas se desprende del ornamento para darle espacio a las acciones y el discurso, resaltando la belleza en la sencillez de una producción no convencional. Más allá de la risa propia de la comedia, The lobster provoca una carcajada histérica que se debate entre la incredulidad que rodea al absurdo y lo aterrador de una realidad no muy distante.

Desde el Sistema de bibliotecas de Medellín queremos extender una invitación a dejar que esta película te cuestione y emocione, pero también que te inquiete.

Recomendado:

Título original: The Lobster

Año: 2015

País: Grecia

Dirección: Yorgos Lanthimos

Lorena Castañeda

Mediadora de lectura PBDO

0