“La tercera muerte será por virus y bacterias que conformarán pandemias que se extenderán rápidamente por los cinco continentes. Empezará siendo algo imperceptible: un contagio en una clínica, un enfermo al que los antibióticos no le hacen efecto. Luego se irá extendiendo de manera invisible hasta que se les salga de las manos a los organismos de salud.  Intentarán una cuarentena, pero será una medida tardía. La enfermedad se propagará sin medir raza, credo o sexo. Los laboratorios no alcanzarán a producir masivamente una vacuna… En aviones, por mar y por tierra llegarán los apestados que transmitirán sus enfermedades a otros…Muy pocos escaparán al contagio …Capítulo X”

Algo muy similar a la situación actual del mundo, aparece en uno de los fragmentos del libro de Mario Mendoza, donde menciona muchos contextos que nos han acompañado a lo largo del tiempo y que día a día toman más fuerza. Es así como en su libro “Diario del fin del mundo” enlaza varios escenarios en una sola historia, que dejan de ser artículos de prensa: genocidios, bombardeos, infanticidios, masacres para narrar el “milagro de la encarnación que es al mismo tiempo el horror de despertar en una cárcel de piel y huesos usando el pronombre personal de primera persona del singular”, tal como lo anuncia el escritor en uno de sus fragmentos.

Cada uno de los diez capítulos contenidos en este libro, publicado por la editorial Planeta, narra historias de horror marcadas por la muerte, la enfermedad, la traición, las cicatrices de una guerra interminable del mundo, pero también una guerra interna del hombre con su yo interior, que cae, se hiere y que por el entorno en el que vive no logra escapar, al contrario lo sume más en la desesperación y el dolor, llevándolo a su propia autodestrucción, a pesar de todos sus intentos por reivindicarse.

Los personajes que entretejen esta historia son sin duda, el reflejo de innumerables historias reales; personajes como Carmen, una hermosa fotógrafa, que consagró su vida al arte y a la búsqueda de sentido, la que se ausenta cuando es recordada por dos hombres que la amaron; un inmigrante alemán, muy adinerado que huye de su pasado, pero lo acompaña siempre hasta el final de su vida; el doctor Mengele, un médico e investigador nazi realizando experimentos con gemelos y el propio autor del libro quién está en el centro de la historia.

Cada una de estas historias se van presentando a medida que dos viejos amigos se vuelven a contactar por medio de cartas y llamadas, para lograr reconstruir ese pasado que alguna vez los unió. Allí no sólo prevalece el sentido de una amistad, sino que va vinculada a una mirada crítica de la sociedad y el descenso de valores que allí predominan, además de un gran apego al mundo material.

Uno de sus fragmentos lo expresa:

“Sospechaba que la costumbre de un trabajo, unas cuentas por pagar y una familia convertían a la gente en autómatas, en robots siempre enchufados a la misma rutina. Era preciso romper esas dinámicas para poder descubrir el otro costado de la realidad, el lado oculto de la luna, por decirlo de algún modo.

¿Cómo era posible que todo el mundo siguiera viviendo de ese modo, sin pensar sin sentir, sin intuir que estaban atrapados en una telaraña con visos de realidad? A veces, en mis largas horas de ocio, me acercaba a la ventana y veía allá abajo pasar a la gente hablando por celular o chateando, o caminando de prisa para no llegar tarde a sus citas y sus horarios de oficina ¿Cómo hacían para no darse cuenta, para no sospechar siquiera? ¿Cómo los habían convertido en máquinas ciegas, obedientes y pacíficas?”  (Capítulo X)

Te invitamos a prestar el libro a través de la plataforma Overdrive, en el siguiente enlace: https://colecciondigital.overdrive.com/search?query=Diario%20del%20fin%20del%20mundo

Puedes disfrutar de este y muchos otros libros o audio libros, que puedes leer, desde tu celular, Tablet o computador. 

Libro recomendado:

Título: Diario del fin del mundo

Autor: Mario Mendoza

Editorial: Planeta

Karina Ramirez

Mediadora de biblioteca PBDO

+3