El encantamiento de “La venus de las pieles”

«El dolor posee para mí un encanto raro, y que nada enciende más mi pasión que la tiranía, la crueldad y, sobre todo, la infidelidad de una mujer hermosa».

Leopold Von Sacher-Masoch

Hemos abierto la compuerta de lo prohibido e iniciaremos desempolvando la afamada, y vituperada, obra del austriaco Leopold Von Sacher-Masoch, quizás su nombre no resulte muy familiar, pero probablemente el término masoquismo sí. El autor austriaco en mención escribió diversos ensayos sobre personajes históricos como Erzsébet Bathory, apodada “la condesa sangrienta”, cuentos homenajeando al pueblo judío y novelas con un tinte autobiográfico, como La venus de las pieles.

La novela nos retrata con detalle la tórrida relación que se teje entre un hombre y una mujer, atravesada por un contrato en el que ella se comprometerá a dominar a su amado, transgrediendo los límites entre el placer y el dolor, razón por la cual, a raíz de esta novela que ve la luz en 1870, se acuña el término de masoquismo. Masoch nos muestra en su obra que los límites del amor y del placer son insospechados, nos reta a cuestionar la noción de normal y anormal, que muchas ciencias han tomado para delimitar lo socialmente aceptado y lo oculto o lo vedado. Lo interesante del libro, más allá del revuelo que causó en su momento o pueda causar en nuestros tiempos, es que permite leer en otra clave las relaciones de poder, presentes en todas nuestras interacciones, incluidas las sexo-afectivas; aquí el poder absoluto es detentado por una mujer, la humillación y la dominación se entrelazan con el amor desbordado, poniendo en jaque la moral y esa mencionada construcción social de correcto/incorrecto, normal/anormal.

La invitación es, entonces, a que disfruten de este festín sensorial que nos ha puesto el autor sobre la mesa y desentrañemos las razones por las que pudo haber sido considerado un libro prohibido.

Libro recomendado:

Autor: Leopold von Sacher-Masoch

Editorial: Tusquets Editores S.A.

Sinopsis:

Obra de referencia para quien desee ahondar en los abismos de la sensualidad humana, la novela La Venus de las pieles alberga toda la constelación de símbolos que han pasado a definir el masoquismo: fetiches, látigos, disfraces, humillaciones, castigos y, por supuesto, la inmutable presencia de una terrible frialdad. La frialdad que exhibe la implacable y hermosa Wanda hacia Severin, por completo esclavizado.

Información tomada de: 

https://www.planetadelibros.com/libro-la-venus-de-las-pieles/118176

Diana Carolina Paniagua Ramírez

Gestora de fomento de lectura y escritura. P.B. Doce de Octubre

0