Lectura de ciudad - los muertos dicen la verdad

Relato narrado por: Viviana Álvarez.

Cuando ya ha caído la noche y el cementerio ha cerrado sus puertas, a sus alrededores se forma un silencio sepulcral. Adentro sólo quedan los muertos y sus recuerdos, acompañados por algún gato que se ha logrado escabullir, las aves nocturnas que sobrevuelan el espacio y las cucarachas que salen de la tierra y las tumbas ocupadas o vacías.

Pero afuera no todo ese silencio, soledad y quietud; afuera está el barrio Belén en sus límites con Laureles, la calle que los comunica y alguno de los individuos que quieren frecuentar la paz del espacio; uno de ellos es don Juan Guillermo Cadavid Ríos, quien dice haber vivido toda su vida en Belén y ser vecino del cementerio desde tiempos atrás. Don Juan Guillermo cuenta que en su juventud, una tarde entró a fumar marihuana y perdió la noción del tiempo, llegando a quedarse encerrado y que el único lugar que encontró para pasar la noche fue una bóveda vacía donde se refugió con los pies hacia adentro y la cabeza por fuera.

Cuenta don Juan Guillermo que un día desde el balcón de su casa logró ver a un joven que saltaba las tapias del cementerio y un momento después salía con una bolsa. Al verlo, don Juan Guillermo, apodado Memo, se hizo pasar por un agente del F2 y lo interceptó para indagar por lo que la bolsa contenía, según refirió el anciano informante, el joven era un estudiante de medicina que llevaba los huesos para sus prácticas profesionales y lo hizo porque muchos de sus compañeros los sacaron de allí.

La última historia que cuenta don Memo es sobre las sectas satánicas que sea apropiaron del cementerio en la década de 1990, realizando sacrificios de gatos y gallos negros y escuchando Heavy Metal a alto volumen, mortificando a los vecinos y llegando a tener altercados con la policía que muchas veces los iba a buscar pero no lograba atrapar a nadie, pues cuenta que los vecinos veían a los jóvenes vestidos de negro y con largas cabelleras saltando las tapias del cementerio y escapando hacia el sector de Laureles. Al día de hoy, cuenta que el cementerio y sus cercanías no hay muchos problemas, tan sólo algunos jóvenes que como él hace tiempos buscan su soledad.

Vergara Molina A A. (2017). Los muertos dicen la verdad. En Belén si tiene quien le escriba. Medellín.

Logos del Convenio Comfenalco - Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín - Biblioteca Pública Piloto
0