5 Pesticidas Caseros

Imagen recuperada de: https://bit.ly/2VBKNYX

Indiscutiblemente una de las mayores preocupaciones de todas las personas que tenemos plantas en nuestra casa es cómo mantenerlas saludables y libres de plagas para que estas puedan crecer saludablemente y, en la medida de lo posible, disminuir su propagación y evitar que enfermen a otras.

En el presente artículo veremos algunos de los métodos de control de plagas ecológicos caseros que podemos realizar usando algunos elementos que tenemos en nuestros hogares para el cuidado de nuestras plantas.

  1. Spray de ajo.

El ajo es un potente repelente natural de insectos, capaz de disuadir y ahuyentar a muchos insectos de nuestro jardín. Para la elaboración de este insecticida necesitamos triturar en la licuadora una cabeza de ajo con algunos clavos de canela, junto con dos vasos de agua para obtener un compuesto bien homogéneo, deja reposar de un día para otro para luego mezclar en tres litros de agua. Esta mezcla se aplica directamente a la planta para combatir plagas tales como los pulgones.

  1. Remedio de ortiga

¿Alguna vez has tocado por accidente una planta de ortiga y comenzaste a sentir un molesto picor? Bueno, esta molestia podría convertirse en una gran aliada para nuestros cultivos; para la elaboración de este remedio necesitaremos un par de guantes gruesos para cubrir nuestras manos y recoger un poco de ortiga, ponla en un balde y cúbrela con agua, déjala reposar durante al menos una semana. Este remedio te ayudará a repeler las babosas o los caracoles que se arrimen a tu huerta o jardín.

  1. Mezcla con cebolla

Licúa tres cebollas con poca agua. Puedes poner la mezcla en un frasco con agua y déjalo reposar durante todo un día, cuélalo y estará listo para aplicar en tus plantas. Esta mezcla te ayudará a tratar las plagas de araña roja, mosca blanca y pulgón.

  1. Insecticida de ají

La pimienta es un repelente natural contra plagas. Para preparar el spray debes batir en una licuadora a velocidad alta durante dos minutos aproximadamente, seis a diez ajíes (de cualquier tipo) con dos tazas de agua. Deja que la mezcla se repose durante toda la noche. Al día siguiente, filtra y añade un vaso de agua, vierte el líquido en un pulverizador o spray y ya estará listo para usarse directamente sobre tus plantas.

  1. Trampas con cáscaras de huevos

Las cáscaras de huevo son un ingrediente muy útil para el cuidado de nuestro jardín. Tienen un doble beneficio, se pueden utilizar como fertilizante o como repelente, en trozos o triturado. Para que este elemento sea un aliado para nuestro jardín o huerta, debemos machacarlo, esparcir el polvo que este produce en la base de tus plantas o en piezas, creando una especie de círculo alrededor de la planta. Este escudo puede refugiarlas de caracoles, babosas y algunas orugas.

0