Este informe recoge la aplicación del método del Retorno Social de la Inversión (SROI, por su sigla en inglés) el cual se fundamenta en el supuesto de que, si no existiera la biblioteca pública, los ciudadanos deberían buscar en los mercados los servicios que estas ofrecen y, por tanto, asumir un pago por su disfrute. Siendo así, las inversiones que realiza el Estado para que los ciudadanos accedan libremente a las bibliotecas, se traduce también en las percepciones de ahorro que estos manifiestan, dado que les permite destinar sus recursos para la adquisición de otros bienes y servicios con lo que se espera mejoren sus condiciones y calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *