Actualidad

Discrepancias entre un discípulo de Cervantes y un fanático de Bolaño

Hace unas semanas el hippie CarlosCebolla me comentó entusiasmado su taller de escritura creativa ecológica. Así lo llamaba, yo qué hago. Con sus colegas combinaba el mantenimiento de la huerta, las plantas aromáticas, el jardín, la poda de su aguacate, todo esto mezclado con la lectura de poemas escritos por ellos mismos.

Roberto Bolaño, un perro romántico

  En aquel tiempo yo tenía veinte años y estaba loco. Había perdido un país pero había ganado un sueño. Roberto Bolaño Para los aficionados de la literatura de Roberto Bolaño es un gusto encontrar sus libros en las colecciones del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín. En el Parque Biblioteca de San Javier, por [...]