Actualidad

De poetas y presencias entre libros

Aún hoy, apariciones gimientes, presuntos reclusos arrastrando cadenas y grilletes, pueblan las conversaciones de los viejos en los alrededores de este terreno, en el cual ya solo queda la entrada de aquella prisión, por la que pasó hasta el escritor antioqueño Gonzalo Arango.