Actualidad

Diez palabras (“raras”) para insultar

Porque el madrazo no es la única No sé cuántas palabras soeces haya en español. Y hay que decir que en vez de soeces, cuyo singular es soez, preferimos llamarlas (hablo de Antioquia) vulgaridades, esas mismas que los padres, sin ningún éxito, trataron de corregirnos a punta de palmada. Ustedes las conocen y las dicen, […]

Hablar hasta por los codos, meter cizaña… ¿De dónde salieron estas expresiones? (II)

Sigamos charlando sobre los orígenes de los dichos, que a veces es muy difícil saber si son ciertos o no. Como las palabras, los dichos tienen la costumbre de nacer en la calle, en la conversación, y no en los libros. Simplemente van apareciendo y casi por magia de la cultura se van regando, palabras y dichos.

Irse de bruces, dar en el clavo, estar cabreado ¿De dónde salieron estas expresiones? (I)

Caminemos entre palabras. Las historias de las palabras son las historias de la gente, de los pueblos. Usamos muchas expresiones hechas, que casi siempre tienen un sentido figurado. Por ejemplo, “le di en el clavo” en vez de “acerté”. Es figurado porque realmente nadie le dio a ningún clavo. Estas son las historias de algunas que usamos siempre. Ahora, casi todas tienen más de una historia.

Palabras gringas que no parecen gringas (II)

El español no es un idioma casto y puro. Es una mezcla maravillosa de cultura: tiene algo del viejo griego y del viejo latín, algo tiene también del árabe (como 3000 palabras), tiene del francés, del italiano, del persa, del chino y, obviamente, del inglés (y de otros).

Palabras gringas que no parecen gringas (I)

El español no es un idioma casto y puro. Es una mezcla maravillosa de culturas: tiene algo del viejo griego y del viejo latín, algo tiene también del árabe (como 3000 palabras), tiene del francés, del italiano, del persa, del chino y, obviamente, del inglés (y de otros).