Palabras gringas que no parecen gringas (II)

Vamos para la quinta palabra gringa que no parece gringa. Recuerden que en el artículo anterior les hablé de vagón, sánduche, récord y revólver.

5. Bar: en inglés se escribe igual. La inglesa bar significa “barra”. La relación es lógica: un sitio es bar si tiene una barra (un mostrador) donde los visitantes consumen licor. Bar sin su barra no es bar, es otra cosa.

6. Linchar: en sentido estricto, es decir, pegados del diccionario, un linchamiento necesita dos características. Primero, que no haya un proceso legal para ejecutar al criminal. Segundo, que lo ejecute en tumulto, mucha gente. En inglés se escribe lynch y hay varias historias sobre su origen, casi todas relacionadas con varios hombres de apellido Lynch. La más aceptada por los estudiosos es la de Charles Lynch: este hombre nació en Virginia, EUA, en 1736. En los tiempos de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, Lynch y otros acusaron a sus enemigos de causar una sublevación, un levantamiento. Como no fueron condenados por la justicia, él mismo (sin tener poder legal) los mandó a ejecutar, y así lo hicieron sus compañeros de partido.

7. Túnel: viene del inglés tunnel. Túnel está relacionada con tonel, que es un barril, una caneca grande. Hay una historia, vaya uno a saber si real, pero bella, como siempre: si uno toma un barril y lo mete al agua, antes de que se logre hundir del todo, se forma un túnel, ¿lo ven? Dicen que de ahí viene “túnel”.

8. Líder: de la inglesa leader, que se puede traducir como guía. Recuerden que una mujer puede ser líder o lideresa, no hay problema.

9. Tranvía: viene de tramway. El tranvía es un invento que ya tiene poco más de 200 años. Tram es “riel plano” y way, “vía”. Entonces se puede traducir como “vía de carriles planos”.

10. Cheque: está relacionada con el verbo inglés check, que es comprobar. Por cierto, en español tenemos los verbos checar y chequear, poco usados en Antioquia (en general). Sí es muy común decir que me voy a hacer un “chequeo médico”. La historia es esta: los cheques se inventaron para evitar fraudes. Cuando el cliente bancario iba a cobrar un cheque, se comparaba la firma (del cheque) con la del depositario, es decir, quien había dejado la plata allí. Mejor dicho: se comprobaba que la firma fuera efectivamente la del depositario: se chequeaba.

Hasta la próxima.

Lee también

Palabras gringas que no parecen gringas (I)

No hay que pegarse del techo cuando alguno usa un anglicismo, esto es, una palabra gringa. Y no digo “gringa” despectivamente, para nada. El español no es un idioma casto y puro. Es una mezcla maravillosa de cultura: tiene algo del viejo griego y del viejo latín, algo tiene también del árabe (como 3000 palabras), tiene del francés, del italiano, del persa, del chino y, obviamente, del inglés (y de otros).