6 claves para mejorar tus hábitos de lectura

Mejorar los hábitos de lectura es más fácil de lo que parece, aplicando un poco de compromiso, curiosidad, tiempo y algunos sencillos tips podemos lograr incorporar la lectura a nuestra rutina diaria.

Inicia con pasos pequeños

No te comprometas con novelas de gran extensión, inicia con pequeños pasos. Las antologías de cuento corto, poesía, ensayos, cómics, entre otros; te permitirán hacer lecturas ligeras y rápidas que no se vean afectadas por tu rutina diaria. Deja que las extensas obras clásicas de la literatura universal lleguen a ti a su debido tiempo. Recuerda que quienes han subido a la cima del Everest, iniciaron subiendo colinas.

Gana tiempo para la lectura

En esta época en la que el trabajo demanda tanto de nuestro tiempo, no busques sacar dos horas o media tarde para leer y menos dejar ese libro para los fines de semana, las responsabilidades y el cansancio te impedirán leer. Haz de la lectura parte de tu día a día, de tus intervalos de descanso, aléjate del trabajo 10 o 15 minutos en dos o tres dosis diarias. Lee un poco antes de salir de la casa, otro tanto al almuerzo y antes de dormir. Así, sin esfuerzo, habrás leído entre 30 y 45 minutos en un solo día, hazlo durante siete días y habrás invertido (un promedio de) 5 horas en lectura.

Lee temas que te interesen

Hacer cualquier actividad por obligación y no por placer, hace la actividad más pesada de lo necesario, así que busca asociar la lectura con temas que te produzcan placer. El universo de la literatura es infinito, no te quedes en las listas de los libros recomendados por revistas, o expertos, Si no te gusta un libro o ya te aburrió ¡deséchalo!… ¡Explora! Los temas son igualmente infinitos, cocina, música, baile, aventura, fantasía, historia, biografías, drama, acción, terror, hay literatura sobre todo y para todos.

Encuentra un lugar cómodo para leer

Lee en un parque, en un café, en el bus, en una biblioteca, en tu casa, sobre la cama, bajo ella, con buena iluminación o a la luz de una vela, acompañado o en solitario, prueba y descarta lugares hasta encontrar ese espacio en el que la comodidad sea la atmósfera que acompañe la lectura.

Visita una biblioteca pública

Ve de vez en cuando a conocer las bibliotecas públicas de tu ciudad. Las bibliotecas son buenas para la economía, pues en sus colecciones está la posibilidad de adquirir nuevos y viejos libros, acercarse a nuevos temas y participar de eventos y exposiciones que regularmente serán gratuitos. Además, son espacios de esparcimiento pensados para facilitar la lectura y adecuados para conocer a otros lectores con los cuales intercambiar opiniones. Por fortuna la ciudad de Medellín cuenta con Sistema de Bibliotecas Públicas moderno ¡conócelo!

¡Diviértete!

El último truco es sencillo, diviértete.