Selecciones El Jordán: Medellín suena a punk

El punk medallo

En los 50, época de un racismo marcado en Norteamérica, la palabra punk era la injuria preferida de los negros para con los blancos.  Aunque, en el film Rebelde sin causa, le gritan a James Dean, su protagonista, en una de las escenas: ¡punk, punk!  Los blancos también acuñan la palabra para referirse a los jóvenes ‘dasadaptados’, concebidos así por las nuevas olas de la moda salidas de los arquetipos de la época.

Como género musical y propuesta ideológica, mientras el punk sembraba en   cá-ma-ra len-ta sus preceptos a finales de los 60 en Inglaterra y despegaba a mediados de los 70 en Estados Unidos, en Medellín llegó entrada la década del 80, cuando en los citados países el género alcanzaba, según el libro Medellín en vivo: La historia del rock en su página 98, “una prematura madurez, con radicales alineamientos a su interior, y profundas mutaciones en sus bases sonoras (hard core, techno…)”.

Ni paz ni amor.  Eso era de los hippies.  Los punk, sin nadar como en una cavilada búsqueda, se sitúan en la otra orilla del río.  Hablaban de destruir para volver a construir.  Musicalmente, como género en el mundo, su consolidación inicia en 1976 con la aparición de un grupo esencial en su desarrollo: Sex Pistols.

“Complot y Pretexto son las 2 primeras bandas locales de punk-new wave.  Ellos se atrevieron a tocar cuando Medellín era heavy metal y vieja guardia.  Empezaron con la interpretación de covers de grupos íconos como The Clash y Sex Pistols… aquí, los grupos punk en esencia, que abanderaron la escena musical con sus arraigos sociales, fueron, PNE y La Peste”, destaca Giovanny Rendón, ex-integrante de grupos punk como PNE (1982), Anarquía (1984) e Imagen (1985 a 1991).  Posteriormente, nacieron grupos como:

Mutantex –donde cantaba el hoy actor, Ramiro Meneses-, No, Los Podridos –primer grupo de Darío Cano, hoy guitarrista de Frankie ha Muerto-, Pichurrias, NN, Anarquía, Agresión Social, NPM, I.R.A, BSN, Dementes, Círculo Vicioso, Denuncia Pública, Discordia, Cascos Azules, Cuidado con las Begonias, La Puñales, Vox Populi, Tósigo Social, Mundo Depresivo, Ex-kombro, En medio de guerras, Anti Todo…  y la lista continúa hasta llegar a la diversificación del género que se refleja entrado el siglo XXI y que deja demos, CD’s y compilaciones como La Ciudad Podrida, La flema innata de la sociedad o Rodrigo D. No Futuro (banda sonora para la película del mismo nombre, dirigida por Víctor Gaviria).

Con el fragmento del texto “El punk medallo”, extraído del libro 15 años de Canciones Contadas de Santiago Arango, publicación que integra la colección del Centro de Documentación Musical El Jordán, así presentamos esta lista de canciones que traducen a un sonido que vive respira en distintos barrio de Medellín. 

Hoy compartimos 10 canciones que narran la ciudad desde el punk.