Antes de la aparición de la imprenta, muchos libros no tenían separación entre capítulos, ni tampoco entre párrafos. Eso incluía a la Biblia, que antes no estaba dividida en versículos. El primero que empezó a estructurarla en capítulos fue Lanfranc, consejero de Guillermo el Conquistador, en el siglo XI. La división actual se debe a Stephen Langton, profesor de la Sorbona, que logró imponer en París su nueva estructura.

Tomado de: http://www.iberlibro.com/blog/index.php/2013/11/08/10-cosas-mas-que-quiza-no-sabias-sobre-el-mundo-de-la-literatura/

No te pierdas las próximas curiosidades…

0