La Ruleta de Merlín

Érase un labrador tan pobre, tan pobre, que ni siquiera poseía una vaca.

Era el más pobre de la aldea, y resulta que un día, trabajando en el campo y lamentándose de su suerte, apareció un duende que le dijo…

¡No te pierdas el resto de esta historia!