Un  Parque Biblioteca  con presencia en todo corregimiento.

El Parque Biblioteca Fernando Botero es un espacio para leer, aprender, disfrutar de la cultura y el arte, acercarse a la tecnología y contemplar el corregimiento.

Está ubicado al occidente de la ciudad en el corregimiento de San Cristóbal y es uno de los nueve  Parques Biblioteca del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín.

Su estructura, diseñada por Orlando García, está construida con materiales autosostenibles, tiene iluminación natural y permite, gracias a sus extensos ventanales, observar el ambiente rural del corregimiento. En promedio, por nuestras puertas pasan cerca de 600 personas que a diario vienen a disfrutar, aportar y trabajar con nosotros en beneficio del corregimiento.

Abrimos las  puertas al público el 19 de octubre 2011.

Somos un Parque Biblioteca con presencia en el territorio. Semanalmente se visitan las veredas, se trabaja en pro de los usuarios que no pueden llegar hasta aquí llevando  los servicios bibliotecarios a cada rincón del corregimiento y sus diecisiete veredas.

Conectamos lo rural y lo urbano. Somos una biblioteca única por las características del territorio y sus habitantes,  donde podemos explorar la conciencia ambiental de las veredas Palma Alta y el Moral; la diversidad ciudadana de Nuevo Occidente; el trabajo campesino en San José de la Montaña y Boquerón; el valor de la memoria en Pedregal Bajo; la riqueza y fuerza de la comunidad de La Loma y la vitalidad de la cabecera del corregimiento.

Nuestro misión, además de garantizar el acceso a la información y la cultura, es crear junto a la comunidad  un tejido social que incluya la diversidad de nuestro territorio y  sus habitantes, que acoja la diferencia y posibilite el encuentro ciudadano para el juego, la lúdica, la música, la alegría, el aprendizaje, la expresión y la participación.

Somos testigos de la fuerza en el canto y el baile de los jóvenes, de la curiosidad y la alegría de la niñez, de la capacidad creativa de nuestros artistas y  de la tenacidad y saberes ancestrales de los adultos mayores, que son aprovechados en proyectos  como la huerta, en la que se siembra a partir de la mezcla entre los saberes campesinos y las nuevas tendencias.

Sumamos a la ciudad un referente escultórico, Gato, donado por el maestro Fernando Botero, el cual da la bienvenida a los habitantes y visitantes.


Bibliolabs


Preguntas frecuentes