Una revolución en palabras [Recomendado literario]

La mujer habitada, de Gioconda Belli, es una novela de ficción histórica que tiene algo de autobiográfica, pues la historia que se desarrolla en estas páginas tiene similitudes con la vida de la escritora: el contexto en el que vivió, la clase social en la que nació, su relación con esta, y la visión y cercanía con la lucha armada que buscaba derrocar la dictadura de Somoza, entre otros detalles. Esta fue la primera obra en prosa de Gioconda, llena de descripciones y narraciones artísticas, simbólicas, casi poéticas, que demuestran la influencia y trayectoria de Belli, que hasta ese momento, solo había publicado libros de poesía.

La novela se desarrolla en Faguas, un espacio ficticio gobernado por la dictadura del Gran General que inmediatamente sitúa al lector en un ambiente latinoamericano donde sobresalen las problemáticas políticas, sociales y económicas. Lavinia, la protagonista, es una mujer de 23 años que acaba de regresar a su país después de terminar sus estudios de arquitectura en Europa. De clase alta, independiente, inteligente y transgresora, Lavinia comienza a ver y a enfrentarse al mundo de una forma diferente a la que se esperaba que lo hiciera por su estatus social y de género.

 

Este personaje, que como lectores creemos conocer a fondo gracias a la precisión y claridad con la que la autora lo desarrolla, nos permite ver lo que sucede a través de sus ojos y nos hace sentir cercanos a ella. La novela, además de encerrarnos en un contexto histórico doloroso que nos es familiar, tiene la capacidad de no perecer, de continuar vigente, de abrazarnos con una historia de juventud, de libertad, de fuerza, de feminismo, de amor, de revolución.

 

Revolución que comienza con la palabra, con el pensamiento y con la lucha individual y existencial de Lavinia: una lucha contra sus miedos internos, sus preguntas y sus dudas; pero que a medida que su vida comienza a fluir y a dejarse llevar por los caminos que traza, o que llegan desprevenidos, se expande a la vida entera de ella como mujer, de su cuerpo y de su alma. Y así mismo a la de nosotros, los lectores, pues este libro no te da espera, no te permite parar, te lleva de una emoción a otra sin, a veces, terminar de descifrar o superar la anterior. Para mí, este libro es una herida, un grito pasional de fuerza mezclado con dolor.

Lavinia comienza a trabajar en un estudio de arquitectura con Felipe, su compañero y eventualmente, su enamorado. Con él conoce todo un mundo. El mundo de los otros. Vive de cerca la lucha armada con el Partido de Liberación Nacional, la guerrilla que combatía en contra de la dictadura del Gran General. Conoce el amor. Padece el sexismo en el trabajo y en las relaciones personales y lucha contra él, tanto en diálogos internos, como en confrontaciones con los implicados. Conoce la injusticia. Las mujeres militantes. La sororidad, la hermandad. Y con todos estos descubrimientos, Lavinia comienza un periodo de transición, una búsqueda interna, cuestionamientos sobre su vida, su posición privilegiada y su forma activa o pasiva de actuar frente a los acontecimientos que podrían transformar la realidad del país.

 

Hay un personaje paralelo y complementario al de la protagonista: un árbol de naranjo en el que habita el espíritu de una mujer indígena llamada Itzá, que murió junto a su compañero Yarince, por defender a su pueblo de la conquista española. Itzá comienza como una voz anecdótica dentro de la novela y termina por encarnar en espíritu a Lavinia, vinculando su pasado con el presente de ella, acompañándola y apoyándola, convirtiéndose en una voz casi idéntica, como si la voz de Lavinia se extrapolara a la libertad que representa un árbol entregado a la brisa, a la lluvia y al sol: a la tierra. A la libertad de crecer y de florecer.

 

Por eso, la libertad, además de ser un hilo conductor entre Lavinia e Itzá, como dos historias, dos almas guerreras en diferentes momentos, logra ser, incluso, la búsqueda en la que todos nos vemos inmiscuidos en esta historia: liberarse de la injustica, de la dictadura aterradora y dolorosa de campesinos tirados desde aviones, de persecuciones, de presos políticos, de torturas y asesinatos.

 

Gioconda Belli, en esta novela, nos invita a reencontrarnos y reconectarnos con nuestras fuerzas interiores, a izar las banderas de la libertad y a mantener encendida la luz de las causas y las luchas en las que creemos verdaderamente.

Si quieres hacer parte de esta revolución y leer estas letras cargadas de libertad, puedes encontrar el libro en tu biblioteca pública más cercana.

Autora: Gioconda Belli

Título: La mujer habitada

ISBN: 9789584242501, 8486597307  y 9681312805

Clasificación Dewey: N863 B443m

¿Quién te recomienda esta obra?

Laura Carvajal Arcila.

Diseñadora gráfica del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín y estudiante de Antropología de la Universidad de Antioquia.