La pasión inútil de Eduardo Galeano [Recomendado literario]

Algunas veces nos preguntamos si nuestro paso por este mundo dejará una huella, una que no sea borrada por el viento, una que permanezca intacta sobre el asfalto así caiga un aguacero, una huella que no se oxide ni deambule en la memoria de aquellos que desean olvidar.

Una huella fue la que nos dejó Eduardo Galeano antes de partir el 13 de abril de 2015, transformando realidades y pensamientos con sus letras limpias, cargadas de humor y verdades escuetas. Así es El cazador de historias, una obra terminada un año antes de su muerte y publicada un año después, que recoge aquellos relatos que tal vez le contaron o imaginó y que llega para cautivar a los lectores amantes de una escritura cuidadosa, fresca y contundente.

Bésame mucho

 Los besólogos han demostrado que el beso apasionado hace trabajar treinta y nueve músculos de la cara y otras zonas del cuerpo.

También se ha comprobado que el beso puede trasmitir gripe, rubeola, viruela, tuberculosis y otras pestes. Gracias a los científicos, sabemos ahora que el beso puede dejar exhaustos a los atletas olímpicos y puede enfermar sin remedio a los más sanos ejemplares del género humano.

Y sin embargo…”

El cazador de historias se divide en cuatro capítulos: en el primero, Molinos de tiempo, encontraremos 194 relatos que nos harán oscilar por emociones tan extremas que no vendría mal leerlos acompañados de un café o quizás una copa de vino y así, disfrutaremos de los viajes, la libertad, los besos, la lluvia, las nubes, la música, la mar…

En los capítulos siguientes tendremos pinceladas de quién era Eduardo Galeano, su día a día, las historias que recordaba y guardaba en su interior y aquellos encuentros o desencuentros que lo unieron con amor o desolación a este mundo.

 “Mi nieta Catalina tenía diez años. Veníamos caminando, por alguna calle de Buenos Aires, cuando alguien se me acercó y me pidió que le firmara algún libro, no recuerdo cuál.

Y seguimos caminando, los dos callados, abrazados, hasta que Catalina movió la cabeza y formuló este estimulante comentario:

–Yo no sé por qué tanto lío, si ni yo te leo”

Finalmente, no sería una locura afirmar que Galeano se sintió sentenciado a escribir cuando Sartre dijo que “Escribir es una pasión inútil” porque cuando miró a los ojos a los mineros de Llallagua, comprendió que esta pasión inútil valdría la pena para siempre, y que al tener una hoja y una pluma en sus manos jamás podría escapar… Vale la pena agradecerle porque a sus lectores también nos hizo cautivos… ¿Y si tú te dejas cautivar también?

Encuentra este libro en las bibliotecas públicas

ISBN 9789586654036
Clasificación DEWEY U863 G151ca
Autor Galeano, Eduardo , 1940-2015Referencias: 79
Título El cazador de historias /  Eduardo Galeano

¿Quién hace este recomendado?

Carolina Berrío Arroyave

Es licenciada en humanidades y lengua castellana de la Universidad de Antioquia y hace 4 años es gestora de fomento de lectura y escritura del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín, se fascina con las ilustraciones de los libro-álbum y ama a los gatos. Le encanta ver películas y es buena en el arte de cantar en la ducha, no ha terminado algunos libros por el placer de continuar leyéndolos. No sabe ni le gusta cocinar.