La magia de Roald Dahl [Recomendado Literario]

Si pudiéramos entrar al pensamiento de un escritor al leer su obra, ¡imaginémonos qué tal sería si se tratara historias llenas magia y fantasía! Hagamos un recorrido por las aventuras de Roald Dahl, volvamos a nuestra infancia a través de la mano de algunos de sus personajes.

Se trata de un autor que supo plasmar en su obra, deseos y pensamientos propios de la época de la niñez. Lo hace al mostrarnos a sus personajes en situaciones adversas en las que se ven obligados a tomar decisiones apresuradas y arriesgadas para luego desencadenar en más aventuras, emociones y risas.

¿Quién no ha tenido, siquiera alguna vez en la vida, un vecino molesto? ¿Uno de aquellos a los que nos encantaría que les dieran una buena lección sobre cómo ser considerados y respetuosos? Es lo que sucede muy de cerca con una increíble pareja de vecinos, cuyo apellido da nombre a la obra, Los Cretinos, con ilustraciones de Quentin Blake. Aquí nos hablan del señor y la señora Cretino, amantes del uso de la cola pegajosa, Pegamín, para atrapar aves, niños, monos y para hacer todas las maldades que su antojo les dicte, como es el caso de torta de pájaro de cada miércoles… Pero que no se fíen… Aparecerá un personaje que no les perderá la pista para tratar de darles un buen merecido en nombre de animales y de niños que han perdido sus juguetes en el jardín de púas de estos terribles habitantes del vecindario.

Otra de las historias de Roald Dahl, que nos lleva a pensar en deseos de corregir lo que nos parece injusto, es El dedo mágico, que con ilustraciones de Pat Marriot, nos invita a pensar en lo que haríamos si con el solo hecho de señalar a alguien cuando comete una injusticia, ese dedo señalador se encargara de transformar al ofensor en otra criatura… Sí, eso sucede; pero no en la forma en que lo haría alguien con experiencia para manejar la magia de su dedo… En este relato ocurren cosas tan inesperadas como graciosas que, en gran medida, son una defensa, con un toque bastante fantasioso y atractivo, de situaciones de maltrato animal.

Y para terminar de antojar a lectores que quieran reírse con alocadas historias, podemos encontrar en Agu Trot, también ilustrado por Quentin Blake, una trama llena de magia y encantamientos… O de recursividad y engaños de un enamorado que ve en una tortuguita, la llave del corazón del amor de su vida. Este libro nos acerca al mundo de los trucos empleados por los magos que hacen ver al otro lo que quiere ver, y que solo engaña al que quiere ser engañado. Aquí todo es cuestión de estrategia y de juegos de inteligencia, que pueden llegar a confundirse fácilmente con encantamientos, pues Agu Trot, no es otra cosa que Tortuga (si lo lees desde el final hacia el principio).

Ahora, pasemos a una obra en la que nos preguntamos por la familia y por qué podemos llegar a ser tan diferentes a nuestros parientes: en el caso de La maravillosa medicina de Jorge, todo se hace un poco extremo cuando el niño que protagoniza la historia se empeña en desenmascarar a su abuela y demostrarle al mundo que ella es una bruja, razón por la cual se pone manos a la obra para encontrar un receta que le ayude en su propósito.

Este escritor británico también nos dejó otros personajes tan queridos y conocidos como Charlie, Willy Wonka, Matilda y la malvada Señorita Trunchbull, más conocida como Tronchatoro; así como aquellas terribles brujas que cazaban niños al percibirles su olor para luego convertirlos en ratones. Trucos, magia fuera de control, experimentación y montones de momentos graciosos, son solo algunas de las experiencias que podremos vivir al adentrarnos en el universo de su legado literario, capaz de conquistarnos a cualquier edad.

Y tú… ¿Con cuál libro quieres empezar?

Encuéntralo en el catálogo público del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín

¿Quién te invita a divertirte con este autor?

Nancy Murillo.

Licenciada en Español y literatura de la Universidad de Antioquia. Desde pequeña descubrió los libros y sus posibilidades de ahondar en la realidad y de explorar la imaginación. Le encantan los gatos, preparar recetas raras y contagiar a otros de su gusto por la lectura. Se ha desempeñado en la docencia y actualmente es gestora de lectura del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín en la Biblioteca Granizal.